Artículos

12.3: Resumen


12.3: Resumen

Romanos 12: 3 Versos paralelos [& dArr Ver comentario & dArr]

Romanos 12: 3, NVI: "Porque por la gracia que me ha sido dada, les digo a cada uno de ustedes: No piensen en ustedes mismos más de lo que deberían, sino más bien piensen en ustedes mismos con juicio sobrio, de acuerdo con la fe que Dios ha distribuido. a cada uno de ustedes ".

Romanos 12: 3, ESV: "Porque por la gracia que me ha sido dada, les digo a todos entre ustedes que no se piensen en sí mismos más de lo que deberían pensar, sino que piensen con juicio sobrio, cada uno según la medida de la fe que Dios ha asignado ".

Romanos 12: 3, KJV: "Porque digo, por la gracia que me ha sido dada, a todo hombre que está entre ustedes, que no piense de sí mismo más de lo que debería pensar, sino pensar con sobriedad, según Dios ha repartido a cada uno la medida de la fe ".

Romanos 12: 3, LBLA: "Porque por la gracia que me ha sido dada, les digo a todos entre ustedes que no piensen más de sí mismos de lo que deberían pensar, sino que piensen de manera que tengan un juicio sano, como Dios les ha asignado a cada uno. medida de fe ".

Romanos 12: 3, NTV: "Debido al privilegio y la autoridad que Dios me ha dado, les doy a cada uno de ustedes esta advertencia: No piensen que son mejores de lo que realmente son. Sean honestos en su evaluación de ustedes mismos, midiéndose por la fe que Dios nos ha dado ".

Romanos 12: 3, CSB: "Porque por la gracia que me ha sido dada, les digo a todos entre ustedes que no piensen en sí mismos más de lo que deberían pensar. En cambio, piensen con sensatez, como Dios ha distribuido una medida de fe a cada uno. "


Sacrificio viviente - Romanos 12: 1

“Por tanto, hermanos, os ruego por la misericordia de Dios, que presentéis vuestros cuerpos en sacrificio vivo, santo, agradable a Dios, que es vuestro servicio razonable”.

Pablo dice que debido a la información que se ha presentado hasta este punto, él propone que es razonable que uno se vendiera completamente a Dios como un sacrificio para ser usado de la manera que Dios elija. Es natural querer agradecer a Dios por su salvación entregándole su vida.


Pero, ¿qué pasa con la posesión demoníaca?

También aquí parece que hay momentos en los evangelios en los que los demonios reconocen y declaran verbalmente la identidad, el poder y la autoridad de Jesucristo. Puede que no haya ningún ejemplo específico de demonios que digan & # 8220Jesús es Señor & # 8221 pero decir & # 8220Jesús es Señor & # 8221 es reconocer verbalmente Su poder y autoridad, por lo que llamar a Jesús & # 8220 el santo de Israel & # 8221 o que Jesús es & # 8220 el Hijo de Dios & # 8221 (cf. Mateo 8: 28-29 Marcos 1:24).

Escribí aquí sobre 1 Juan 4: 2-3, que enseña una verdad similar. No, Pablo no está enseñando en 1 Corintios 12: 3 acerca de cómo determinar quién está poseído por un demonio.


Comentario bíblico versículo por versículo

Versículo Génesis 12: 3. En ti & mdash En tu posteridad, en el Mesías, que brotará de ti, serán bendecidas todas las familias de la tierra, porque al tomar sobre él la naturaleza humana de la posteridad de Abraham, gustará la muerte por cada hombre, su Evangelio será predicado en todo el mundo, y se derivarán innumerables bendiciones sobre toda la humanidad a través de su muerte e intercesión.

Comentario de la Biblia de Bridgeway

11: 27-15: 21 ABRAM & # 8217S ENTRADA A LA TIERRA PROMETIDA

Abram obedece a Dios & # 8217s llamado (11: 27-12: 9)

De las naciones del mundo, Dios eligió ahora a un hombre a través del cual construiría una nueva nación, que, a su vez, sería el medio para llevar su bendición a todo el mundo (véase 12: 2-3). El hombre elegido por Dios, Abram (más tarde llamado Abraham), vivió originalmente en la ciudad idólatra de Ur en la antigua Babilonia. Aunque otros miembros de su familia adoraban a los ídolos (Josué 24: 2), Abram adoró al único Dios verdadero y lo obedeció cuando se le dijo que se mudara de Ur. Con su esposa Sarai (más tarde llamada Sara), su padre Taré y su sobrino Lot, viajó al noroeste a través del valle mesopotámico hasta la ciudad de Harán, donde se estableció temporalmente (11: 27-32 Hechos 7: 2-4 ).

Algún tiempo después, Abram y Sarai, junto con Lot, se trasladaron en la dirección de Dios hacia el sur hacia Canaán. Abram creía que Dios le daría un lugar mejor para vivir, aunque no sabía exactamente a dónde ir. También creía que Dios lo haría padre de una gran nación, aunque su esposa no había podido tener hijos (12: 1-5; Hebreos 11: 8-12). En ese momento los cananeos vivían en la tierra, pero Abram creía firmemente que algún día sus descendientes vivirían allí. Expresó abiertamente su fe en Dios construyendo altares en los mismos lugares donde vivían los cananeos (6-9).

Comentarios de Coffman sobre la Biblia

Y Jehová dijo a Abram: Vete de tu tierra, de tu parentela y de la casa de tu padre, a la tierra que yo te mostraré. Y haré de ti una nación grande, te bendeciré y engrandece tu nombre y sé bendición; bendeciré a los que te bendijeren, ya los que te maldijeren maldeciré, y serán benditas en ti todas las familias de la tierra ".

"Jehová dijo a Abram." No estamos informados en cuanto a la manera en que Dios se comunica con Abram, pero Hechos 7: 2 declara que, "El Dios de gloria se apareció a nuestro padre Abraham". Dios es Espíritu, y podría conjeturarse que en este llamado ocurrió una de las grandes teofanías que, una y otra vez, marcó el trato de Dios con su pueblo.

“A la tierra que te mostraré.” Esto aparentemente está abreviado, porque, al menos, Abram sabía que la primera parte del viaje involucraba su ir a Canaán, como se indica en Génesis 11:31.

“Haré de ti una gran nación.” El tamaño gigantesco de esta promesa se compara con los hechos físicos que prevalecían en ese momento, en el sentido de que Abraham no tuvo ningún hijo y que Sarai, su esposa, ¡era estéril! Sin embargo, Dios hizo exactamente lo que dijo que haría. ¡Una nación poderosa sí descendió de Abraham, una nación que, en el sentido racial, todavía se cuenta en la familia de naciones de la tierra, y que, en el sentido espiritual, es visible en cada aldea y aldea en la tierra! Se ha comparado a Abraham con un alto pico de montaña, por cuyos varios lados fluyen tres grandes ríos de las poblaciones de la tierra: (1) los de los judíos raciales (2) los de los árabes y (3) los de todo el mundo cristiano. Musulmanes, cristianos y judíos alaban a Abraham como un antepasado sagrado.

“Te bendeciré.” Como lo expresó Unger, “la bendición para Abraham, como para todo el pueblo de Dios, dependía de la fe probada por la obediencia”. [1] Esta contingencia está siempre en efecto, ya sea declarada o no y se aplica a la llamada "promesa de la tierra" y todo lo que Dios le prometió a Abraham. La observación habitual que muchos se sienten obligados a hacer fue declarada así por Leupold:

Sin duda, Abraham no mereció ni mereció la salvación de Dios, como ciertamente ocurre con todas las personas. Sin embargo, Dios eligió a Abraham sobre la base de ciertas habilidades que tenía (Génesis 18:19). Por lo tanto, rechazamos la vieja noción fatalista de que la elección de Dios es caprichosa, ¡se ejerce a la manera de un hombre totalmente ciego que separa un frasco de canicas blancas y negras a la medianoche en un sótano sin luz! Hubo razones santas y divinas que subyacen en la elección de Abraham, y no hubo nada caprichoso o parcial involucrado. Dios estaba buscando la salvación de todas las personas, en la medida en que todas las personas pudieran consentirla. ¡Todas las personas, por lo tanto, pueden agradecer a Dios por la elección de Abraham, que Dios encontró en él a un hombre que podía hacer lo que tenía que hacerse!

“Y sé tú bendición.” Abraham fue elegido y elevado a su alto cargo, no por su propio bien, sino por la bendición que llegaría a ser para toda la gente. Esto está totalmente en consonancia con la frecuente N.T. revelación de que "somos salvos para salvar a otros", "somos sanados para servir a los demás" y "tenemos la bendición de bendecir a otros".

"Bendeciré a los que te bendigan. Y al que te maldiga, maldeciré". Esto se cumplió literalmente en los largos siglos del manto de amor protector elegido por Dios que protegió y preservó al Pueblo Elegido hasta que por fin nació el Cristo en Belén. continúa cumpliéndose en la bendición de aquellos que ayudaron al progreso del cristianismo y en las aflicciones que cayeron sobre los perseguidores. Lactancio escribió veinte páginas de las más interesantes discusiones sobre los espantosos castigos, juicios y miserias que sufrieron los notorios perseguidores del cristianismo, dando en detalle las cosas que le sucedieron a Nerón, Domiciano, Decio, Valeriano, Aureliano, Diocleciano, etc. [3 ] Sin ninguna duda, esta gran promesa hoy pertenece al verdadero Israel de Dios exactamente de la misma manera que se aplicó bajo el antiguo pacto al antiguo Israel. Jesús dijo lo mismo en Mateo 28: 18-20 y en Lucas 18: 7.

"Y en ti serán benditas todas las familias de la tierra." No tenemos paciencia alguna con los enemigos críticos de la Palabra de Dios que destruyen este lugar al entregarlo, "¡Por ti se bendecirán todas las familias de la tierra!" [4] Todos los astutos argumentos basados ​​en las formas niphal o hithpael del verbo aquí, o si el reflexivo del sentido pasivo debe entenderse o no se disuelve en la nada en el simple hecho de que es una imposibilidad absoluta para todos. las familias de la tierra para "bendecirse en Abraham"! Qué absurda perversión de la Palabra de Dios es tal interpretación. Sí, es cierto que tal interpretación es teóricamente posible, pero, como admitió Peake (él mismo, un erudito crítico y liberal), "la interpretación tradicional de 'ser bendecido' es permisible". [5] Por lo tanto, uno no debe dejarse engañar por la elección deliberada de una entrega tonta siempre que una entrega razonable sea igual de permisible y mil veces más apropiada. El comentario de Whitelaw sobre esto es:

Una promesa tan grande como esta se puede cumplir en una sola cosa, y es por la venida del Hijo de Dios para salvar a todas las personas del pecado. Muchos comentaristas perspicaces han visto esto. Dios había prometido la "simiente de la mujer" como Aquel que lograría esto (Génesis 3:15) y, "Ahora queda claro que se lograría a través de la propia familia de Abraham". [7] "Sólo en la idea del Mesías se manifiesta adecuadamente la profundidad del pensamiento (de este pasaje). La vieja interpretación conservadora está bien establecida en todos los sentidos. Sólo ella satisface las necesidades del caso". [8]

La verdadera objeción que algunos eruditos tienen a la interpretación adecuada de este lugar fue declarada así por Willis:

Nadie puede cuestionar las opiniones de tales eruditos, excepto para lamentar su ceguera. Seguro, Israel nunca estuvo interesado en todo el mundo, y esa condición no mejoró materialmente después del exilio en Babilonia. Ni siquiera estaban interesados ​​cuando vino Jesús, y se opusieron a la aceptación de los gentiles en el pacto con Dios con todo el odio y el ingenio que Satanás pudo inventar. ¿Qué tiene que ver todo eso con lo que "DIJO DIOS" en este pasaje? La pregunta aquí no es qué pensó Israel, sino ¿es cierto que "Jehová dijo a Abram. En ti serán benditas todas las familias de la tierra"? Creemos que es verdad, y que Dios tenía en vista desde el principio la salvación de todas las personas, no solo de los judíos.

Notas de Albert Barnes sobre toda la Biblia

6. & # 1513 & # 1473 & # 1499 & # 1501 shekem Shekem, & # 8220 la parte superior de la espalda. & # 8221 Aquí está el nombre de una persona, el dueño de este lugar, donde luego se construyó la ciudad llamada al principio Shekem, luego Flavia Neapolis y ahora Nablous. & # 1488 & # 1500 & # 1493 & # 1503 'e & # 772lo & # 770n & # 8220 el roble & # 8221 relacionado: & # 8220be duradero, fuerte. & # 8221 & # 1502 & # 1493 & # 1512 & # 1492 mo & # 770reh En Onkelos & # 8220plain & # 8221 Moreh, & # 8220archer, lluvia temprana, maestro. & # 8221 Aquí el nombre de un hombre que era dueño del roble que marcaba el lugar. En la Septuaginta se representa & # 965 & # 788 & # 968 & # 951 & # 947 & # 951 & # 769 & # 957 hupseegeen.

La narración ahora se despide del resto de los shemitas, así como de las otras ramas de la familia humana, y se limita a Abram. No es parte del diseño de las Escrituras rastrear el desarrollo de la mundanalidad. Señala su origen e indica la ley de su tendencia a la baja, pero luego se aparta de los detalles oscuros para dedicar su atención a la forma en que la luz del cielo puede perforar nuevamente la oscuridad del corazón caído. Aquí, entonces, tenemos el comienzo de una nueva primavera de vida espiritual en la raza humana.

Habiendo llevado los asuntos de la familia de Taré a un punto de descanso adecuado, el escritor sagrado ahora vuelve al llamado de Abram. Esto, como hemos visto, sucedió cuando tenía setenta años y, por lo tanto, cinco años antes de la muerte de Taré. & # 8220El Señor le dijo a Abram. & # 8221 Cuatrocientos veintidós años en el cálculo más bajo después de la última comunicación registrada con Noé, el Señor vuelve a abrir su boca a Abram. Noé, Sem o Heber deben haber estado en comunicación con el cielo, de hecho, en el momento de la confusión de lenguas, y por lo tanto, tenemos un relato de esa interposición milagrosa. El llamado de Abram consiste en un mandato y una promesa. El mandato es dejar el lugar de todas sus antiguas y entrañables asociaciones, por una tierra que aún no había visto y, por lo tanto, no conocía. Tres lazos deben romperse para cumplir con este mandato: su país, en la más amplia gama de sus afectos, su lugar de nacimiento y sus parientes se acercan a su corazón, su padre y la casa de su padre es el círculo más íntimo de todas sus tiernas emociones. Sin embargo, todos estos deben renunciarse, no sin razón. La razón puede no ser del todo obvia para la mente de Abram. Pero tiene plena fe en la razonabilidad de lo que Dios propone. Entonces, con razón y fe, está dispuesto a ir a la tierra desconocida. Basta que Dios le muestre la tierra a la que ahora es enviado.

La promesa corresponde al mandato. Si va a perder mucho con su exilio, al final también ganará. La promesa contiene una bendición más baja y más alta. La bendición inferior tiene tres partes: & # 8220Primero, haré de ti una gran nación. & # 8221 Esto compensará la pérdida de su país. La nación a la que había pertenecido hasta entonces se estaba hundiendo rápidamente en el politeísmo y la idolatría. Escapar de él y de su influencia contaminante era en sí mismo un beneficio, pero convertirse él mismo en el jefe de una nación elegida era una doble bendición. En segundo lugar, & # 8220Y te bendiga. & # 8221 El lugar de su nacimiento y su parentela fue el escenario de todas sus pasadas alegrías terrenales. Pero el Señor compensará la pérdida en un escenario más puro y seguro de prosperidad temporal. En tercer lugar, & # 8220Y engrandece tu nombre. & # 8221 Esto fue para compensarlo por la casa de su padre. Sería el patriarca de una nueva casa, por lo que sería conocido y venerado en todo el mundo.

La mayor bendición se expresa en estos notables términos: & # 8220Y sé tú una bendición. & # 8221 Él no debe ser simplemente un sujeto de bendición, sino un medio de bendición para los demás. Es más bienaventurado dar que recibir. Y el Señor aquí le confiere a Abram la deliciosa prerrogativa de dispensar el bien a los demás. El siguiente versículo expande este elemento superior de la promesa divina. & # 8220 Bendeciré a los que te bendigan, y maldeciré al que te maldiga. & # 8221 Aquí el Señor identifica la causa de Abram con la suya propia, y declara que él está esencialmente conectado con el bien o la aflicción de todos los que entran en contacto. con él. & # 8220Y benditas en ti serán todas las familias de la tierra. & # 8221 La tierra fue maldita por causa de Adán, quien cayó por transgresión. Pero ahora la tierra volverá a participar en la bendición. & # 8220 En ti. & # 8221 En Abram está esta bendición guardada como un tesoro escondido en un campo para ser realizado a su debido tiempo. & # 8220Todas las familias & # 8221 de la humanidad finalmente entrarán en el disfrute de esta bendición ilimitada.

Así, cuando el Señor consideró oportuno seleccionar a un hombre para preservar la piedad vital en la tierra y ser el líder de una raza apta para ser depositaria de una revelación de misericordia, al mismo tiempo diseñó que este paso debería ser el medio de recordando eficazmente el mundo cautivado por el pecado al conocimiento y amor de sí mismo. La carrera ya fue dos veces desde la caída puesta en prueba: una vez bajo la promesa de la victoria a la simiente de la mujer, y nuevamente bajo el pacto con Noé. En cada uno de estos casos, a pesar de la creciente luz de la revelación y la acumulación de evidencia de la tolerancia divina, la raza había apostatado del Dios de misericordia, con lamentablemente pocas excepciones conocidas. Sin embargo, sin inmutarse por las señales reunidas de esta segunda apostasía, y después de una demostración práctica reiterada a toda la gente del efecto degradante y desmoralizador del pecado, el Señor, con serena determinación de propósito, da otro paso en el gran proceso de eliminar la maldición. del pecado, dispensando la bendición del perdón, y eventualmente atrayendo a todas las naciones a aceptar su misericordia. El llamado especial de Abram contempla el llamado de los gentiles como su resultado final y, por lo tanto, debe considerarse como un eslabón en una serie de eventos maravillosos mediante los cuales los obstáculos legales a la misericordia divina deben eliminarse del camino, y el Espíritu del Señor prevalecerá con más y más hombres para volver a Dios.

A veces se dice inadvertidamente que el Antiguo Testamento es estrecho y exclusivo, mientras que el Nuevo Testamento es amplio y católico en su espíritu. Esto es un error. El Antiguo y el Nuevo Testamento están de acuerdo en este asunto. Muchos son los llamados y pocos los elegidos. Esta es la doctrina común tanto del Nuevo como del Antiguo. Ambos son igualmente católicos al proclamar el evangelio a todos. El pacto con Adán y con Noé sigue siendo válido y seguro para todos los que regresan a Dios y se dice expresamente que el llamado de Abram es un medio para extender la bendición a todas las familias del hombre. El Nuevo Testamento no apunta a nada más que esto, simplemente saluda el logro inminente del mismo fin lleno de gracia. Ambos coinciden también en limitar la salvación a los pocos que se arrepienten y creen en el evangelio. Incluso cuando se llamó a Abram, hubo unos pocos que todavía confiaban en el Dios de misericordia. Según la cronología del texto masorético, Heber todavía estaba vivo, Melquisedec era contemporáneo de Abram, Job probablemente fue posterior, y muchos otros testigos de Dios, ahora desconocidos, sin duda se encontrarían, hasta el momento del éxodo, fuera de los elegidos. familia. Dios marca los primeros síntomas de la piedad decadente. No espera hasta que se haya extinguido antes de llamar a Abram. Él procede de manera pausada y deliberada con su propósito eterno de misericordia, y por lo tanto, un solo heredero de la promesa es suficiente para tres generaciones, hasta que llegue el momento establecido para la familia elegida y la nación elegida. El universalismo, entonces, en el sentido de la oferta de misericordia al hombre, es la regla del Antiguo y del Nuevo Testamento. El particularismo en la aceptación de la misma es el accidente de la época. El llamado de Abram es un expediente especial para proporcionar una salvación que puede ofrecerse a todas las familias de la tierra.

En todas las enseñanzas de Dios, lo cercano y lo sensible están antes que lo lejano y lo concebible, lo presente y lo terrenal antes que lo eterno y lo celestial. Por lo tanto, los actos inmediatos de abnegación de Abram están dejando su país, su lugar de nacimiento, su hogar. La promesa que se le ha hecho es convertirse en una gran nación, ser bendecida y tener un gran nombre en la nueva tierra que el Señor le mostrará. Esto se ve reforzado de manera indescriptible al ser convertido en una bendición para todas las naciones. Dios persigue este modo de enseñar por varias razones importantes. Primero, lo sensible y el presente son inteligibles para aquellos a quienes se les enseña. El Gran Maestro comienza con lo conocido y conduce la mente hacia lo desconocido. Si hubiera comenzado con cosas demasiado altas, demasiado profundas o demasiado lejanas para el alcance de la visión mental de Abram, no habría entrado en relación con la mente de Abram. Es superfluo decir que pudo haber ampliado la visión de Abram en proporción a la grandeza de las concepciones que se revelarían.

Según el mismo principio, podría haber hecho que Abram conociera todas las verdades presentes y desarrolladas. Según el mismo principio, podría haber desarrollado todas las cosas en un instante de tiempo, y lo mismo habría hecho con la creación y la providencia a la vez. En segundo lugar, el presente y lo sensible son los tipos del futuro y lo concebible la tierra es el tipo de la mejor tierra la nación de la nación espiritual la bendición temporal de la bendición eterna la grandeza terrenal del nombre del celestial. Y no supongamos que llegamos al final de todo conocimiento. Nos enojamos por nuestro avance en el conocimiento espiritual más allá de la era de Abram. Pero incluso nosotros podemos estar en la infancia del desarrollo mental. Puede haber una tierra, una nación, una bendición, un gran nombre, del cual nuestras realizaciones o concepciones actuales son sólo tipos. Cualquier otra suposición sería una gran disminución de la dulzura de la esperanza y la copa desbordante # 8217.

En tercer lugar, estas cosas que Dios ahora promete son la forma inmediata de su generosidad, los mismos dones que comienza a otorgar en el momento. Dios tiene su regalo para Abram listo en su mano en una forma tangible. Lo señala y dice: Esto es lo que necesitas ahora, te lo doy con mi bendición y favor. Pero, en cuarto lugar, estos son el fervor y el germen de toda bendición temporal y eterna. El hombre es una cosa en crecimiento, ya sea como individuo o como raza. Dios gradúa sus beneficios según la condición y capacidad de los destinatarios. En la primera bendición de su buena voluntad está la garantía de lo que continuará otorgando a aquellos que continúen caminando en sus caminos. Y así como el presente es el útero del futuro, lo externo es el símbolo de lo interno, lo material la sombra de lo espiritual, en el orden de la bendición divina. Y a medida que los acontecimientos se desarrollan en la historia del hombre y las concepciones en su alma interior, así se abren gradualmente las doctrinas en la Palabra de Dios y se revelan progresivamente al alma por el Espíritu de Dios.

Abram obedece la llamada. Había partido de Ur bajo la venerada tutela de su anciano padre, Taré, con otros compañeros, & # 8220 como el Señor le había hablado & # 8221. Lot ahora se menciona como su compañero. Ya se ha registrado la muerte de Taré. Sarai está con él, por supuesto, y por lo tanto no es necesario repetir el hecho. Pero Lot se asocia con él como un compañero incidental durante algún tiempo más. Ahora se menciona la edad de Abram en la segunda etapa de su viaje. Esto nos permite determinar, como hemos visto, que partió de Ur cinco años antes.

Este es el registro de lo que se presume al final de Génesis 12: 4, es decir, la segunda salida hacia Kenaan. & # 8220Abram tomó. & # 8221 Ahora es el líder de la pequeña colonia, como lo era Taré antes de su muerte. Sarai, así como Lot, ahora se nombran. & # 8220La ganancia que habían obtenido & # 8221 durante los cinco años de su residencia en Harán. Si Jacob se hizo relativamente rico en seis años (Génesis 30:43), también podría hacerlo Abram, con la bendición divina, en cinco. & # 8220Las almas que habían obtenido & # 8221 - los esclavos que habían adquirido. Donde hay una gran cantidad de ganado, debe haber un número correspondiente de sirvientes para atenderlos. Abram y Lot entran en la tierra como hombres robustos. Están en una posición de independencia. El Señor le está dando cuenta a Abram de la bendición prometida. Parten hacia la tierra de Kenaan, y finalmente llegan allí. Este evento se vuelve tan importante como debería ser en nuestras mentes por el modo en que se expresa.

Abram no entra en posesión inmediata, solo viaja a través de la tierra que el Señor le había prometido mostrarle Génesis 12: 1. Llega a & # 8220el lugar de Shekem. & # 8221 La ciudad probablemente aún no existía. Se encontraba entre el monte Gerizzim y el monte Ebal. Posee un interés especial como el lugar donde el Señor se le apareció por primera vez a Abram en la tierra prometida. Posteriormente se dedicó al Señor al convertirse en un pueblo levítico y una ciudad de refugio. En este lugar Josué convocó a una asamblea de todo Israel para escuchar su discurso de despedida. & # 8220Entonces Josué hizo un pacto con el pueblo ese día, y les puso un estatuto y una ordenanza en Shekem & # 8221 Josué 24: 1-25. El punto particular en el lugar de Shekem donde Abram se detuvo es el roble de Moreh, así llamado, probablemente, por su plantador o dueño. El roble alcanza una gran antigüedad, y un solo árbol, bien crecido, se destaca por su grandeza y belleza, y a menudo fue elegido en la antigüedad como lugar de encuentro para ritos religiosos.

Y el Kenaanita estaba entonces en la tierra. - Esto simplemente implica que la tierra no estaba abierta para que Abram entrara en posesión inmediata de ella sin desafío. Otro estaba en posesión. Los hijos de Kenaan ya habían llegado y preocupaban al país. También insinúa, o admite, la suposición de que hubo habitantes anteriores que pudieron haber sido subyugados por los invasores kenaanitas. Así, & # 1488 & # 1503 'a & # 772z luego alude al pasado, como en Génesis 4:26. Algunos de estos antiguos habitantes se encontrarán con nosotros en el transcurso de la narración. Admite también la suposición de que después los Kenaanitas dejaron de ser sus habitantes. Por lo tanto, algunos han inferido que esto no pudo haber sido escrito por Moisés, ya que fueron expulsados ​​después de su muerte. Si esta suposición fuera la necesaria o la única implícita en la forma de expresión, deberíamos acceder a la conclusión de que esta sentencia vino de uno de los profetas a quien se comprometió la conservación, revisión y continuación de los oráculos vivientes. Pero hemos visto que pueden hacerse otras dos presuposiciones que satisfagan el significado del pasaje. Además, el primero de los tres explica el hecho de que Abram no entra instantáneamente en posesión, ya que había un inquilino ocupante. Y, finalmente, la tercera suposición puede ser justamente, no que los Kenaanitas cesaron después, sino que luego deberían dejar de estar en la tierra. Este, entonces, al igual que los demás, admite que Moisés fue el autor de esta interesante frase.

Sin embargo, nos inclinamos a pensar que el término & # 8220Kenaanite & # 8221 aquí significa, no toda la raza de Kenaan, sino la tribu especial así llamada. Si se quisiera decir lo primero, la declaración sería de alguna manera superflua, después de llamar al país la tierra de Kenaan. Si se pretende la tribu adecuada, entonces tenemos evidencia aquí de que una vez poseyeron esta parte de la tierra que luego fue ocupada por los heveos y los amorreos Génesis 34: 2 Josué 11: 3 porque, en el momento de la conquista por Abram & # De los descendientes de 8217, la tierra montañosa del centro, incluido el lugar de Shekem, estaba ocupada por los amorreos y otras tribus, mientras que la costa del Mediterráneo y la orilla occidental del Jordán estaban en manos de los propios kenaanitas (Josefo v. .3). Este cambio de ocupantes había tenido lugar antes de la época de Moisés.

Y el Señor se apareció a Abram. - Aquí, por primera vez, ocurre esta notable frase. Indica que el Señor se presenta a la conciencia del hombre de cualquier forma adecuada a su naturaleza. No se limita a la vista, pero puede referirse a la audición 1 Samuel 3:15. La posibilidad de que Dios se le aparezca al hombre es antecedente innegable. El hecho de que lo haya hecho prueba la posibilidad. Sobre el modo en que lo hizo, es en vano especular. El Señor le dijo: & # 8220 A tu descendencia daré esta tierra. & # 8221 & # 8220 A tu descendencia, & # 8221 no a ti. Al mismo Abram & # 8220 no le dio herencia en él, no, ni siquiera para poner un pie en & # 8221 Hechos 7: 5. & # 8220Esta tierra & # 8221 que el Señor le había mostrado ahora, aunque actualmente ocupada por el invasor Kenaanita. & # 8220Un altar. & # 8221 Este altar se erige en el lugar que es santificado por la aparición del Señor a Abram. Se podría suponer que el lugar de Shekem recibió su nombre de Shekem, un hijo de Galaad Números 26:31, ¿no nos encontramos con Shekem, el hijo de Hamor, en este mismo lugar en el tiempo de Jacob Génesis 34: 2 . Aprendemos de esto la precariedad de la inferencia de que el nombre de un lugar es de origen posterior porque una persona con ese nombre vivió allí en un período posterior. El lugar de Shekem sin duda fue llamado después de un antecedente de Shekem a Abram. Shekem y Moreh pueden haber precedido incluso a los Kenaanitas, por cualquier cosa que sepamos.

Desde el roble de Moreh, Abram ahora se traslada a la colina al este de Betel, y levanta su tienda, con & # 8220 Betel al oeste y Hai al este. & # 8221 Estas localidades todavía se reconocen - la primera como Beiten y la última como Tell er-Rijmeh (el monte del montón). Betel era & # 8220un lugar, & # 8221 adyacente a la ciudad llamada & # 8220Luz en el primer & # 8221 Génesis 28:19. Jacob le dio este nombre al lugar dos veces Génesis 28:19 Génesis 35:15. El nombre, entonces, no fue dado por primera vez en la segunda nominación por él. De ello se deduce que es posible que no se haya dado por primera vez en su primera nominación. En consecuencia, lo encontramos como un nombre existente en la época de Abram, sin estar obligados a explicarlo suponiendo que la narración actual se compuso en su forma actual después del tiempo de la visita de Jacob. Por otro lado, podemos considerarlo como un rastro interesante de la piedad temprana que había estado presente en la tierra incluso antes de la llegada de Abram. Nos encontraremos con otras pruebas que lo corroboren. Betel continuó después siendo un lugar santificado por la presencia de Dios, al que el pueblo acudió en busca de consejo en la guerra con Benjamín Jueces 20:18, Jueces 20:26, Jueces 20:31 Jueces 21: 2, y en el cual Jeroboam se sentó uno de los becerros de oro 1 Reyes 12:29.

En la colina al este de este terreno sagrado, Abram construyó otro altar e invocó el nombre del Señor. Aquí descubrimos la reaparición de una antigua costumbre, instituida en la familia de Adán después del nacimiento de Enoc Génesis 4:26. Abram se dirige a Dios por su nombre propio, Yahweh, con una voz audible, en su casa reunida. Esto, entonces, es una continuación del culto a Adán, con luz adicional según el desarrollo progresivo de la naturaleza moral del hombre. Pero Abram aún no ha establecido una morada en la tierra. Solo está inspeccionando sus diversas regiones y alimentando a sus rebaños cuando encuentra una abertura. Por lo tanto, continúa su viaje hacia el sur.

Comentario de Calvino sobre la Biblia

3. Y bendeciré a los que te bendigan. Aquí se manifiesta la extraordinaria bondad de Dios, en que él familiarmente hace un pacto con Abram, como los hombres suelen hacer con sus compañeros e iguales. Porque esta es la forma acostumbrada de los pactos entre reyes y otros, que se prometen mutuamente tener los mismos enemigos y los mismos amigos. Ciertamente, esta es una promesa inestimable de amor especial, que Dios sea tan grandemente condescendiente por nuestro bien. Porque aunque aquí se dirige a un solo hombre, en otros lugares declara el mismo afecto hacia su pueblo fiel. Por lo tanto, podemos inferir esta doctrina general, que Dios nos abrazó de tal manera con su favor, que bendecirá a nuestros amigos y se vengará de nuestros enemigos. Además, este pasaje nos advierte que, por más deseosos que estén los hijos de Dios de la paz, nunca querrán enemigos. Certainly, of all persons who ever conducted themselves so peaceably among men as to deserve the esteem of all, Abram might be reckoned among the chief, yet even he was not without enemies because he had the devil for his adversary, who holds the wicked in his hand, whom he incessantly impels to molest the good. There is then, no reason why the ingratitude of the world should dishearten us, even though many hate us without cause, and, when provoked by no injury, study to do us harm but let us be content with this single consolation, that God engages on our side in the war. Besides, God exhorts his people to cultivate fidelity and humanity with all good men, and, further, to abstain from all injury. For this is no common inducement to excite us to assist the faithful, that if we discharge any duty towards them, God will repay it nor ought it less to alarm us, that he denounces war against us, if we hurt any one belonging to him.

In thee shall all families of the earth be blessed. Should any one choose to understand this passage in a restricted sense, as if, by a proverbial mode of speech, they who shall bless their children or their friends, shall be called after the name of Abram, let him enjoy his opinion for the Hebrew phrase will bear the interpretation, that Abram shall be called a signal example of happiness. But I extend the meaning further because I suppose the same thing to be promised in this place, which God afterwards repeats more clearly, ( Genesis 22:18 .) And the authority of Paul brings me to this point who says, that the promise to the seed of Abraham, that is, to Christ, was given four hundred and thirty years before the law, ( Galatians 3:17 .) But the computation of years requires us to understand, that the blessing was promised him in Christ, when he was coming into the land of Canaan. Therefore God (in my judgment) pronounces that all nations should be blessed in his servant Abram because Christ was included in his loins. In this manner, he not only intimates that Abram would be an example, but a cause of blessing so that there should be an understood antithesis between Adam and Christ. For whereas, from the time of the first man’s alienation from God, we are all born accursed, here a new remedy is offered unto us. Nor is there any thing contrary to this in the assertion, that we must by no means seek a blessing in Abram himself, inasmuch as the expression is used in reference to Christ. Here the Jews petulantly object, and heap together many testimonies of Scripture, from which it appears that to bless or curse in any one, is nothing else than to wish good or evil to another, according to him as a pattern. But their cavil may be set aside without difficulty. I acknowledge, that what they say is often, but not always true. For when it is said, that the tribe of Levi shall bless in the name of God, in Deuteronomy 10:8 Isaiah 65:16 , and in similar passages, it is sufficiently evident, that God is declared to be the fountain of all good, in order that Israel may not seek any portion of good elsewhere Seeing, therefore, that the language is ambiguous, let them grant the necessity of choosing this, or the other sense, as may be most suitable to the subject and the occasion. Now Paul assumes it as an axiom which is received among all the pious, and which ought to be taken for granted, that the whole human race is obnoxious to a curse, and therefore that the holy people are blessed only through the grace of the Mediator. Whence he concludes, that the covenant of salvation which God made with Abram, is neither stable nor firm except in Christ. I therefore thus interpret the present place that God promises to his servant Abram that blessing which shall afterwards flow down to all people. But because this subject will be more amply explained else where, I now only briefly touch upon it.

Chuck Smith Bible Commentary

Now the LORD had said unto Abram, Get thee out of thy country, and from thy family ( Genesis 12:1 ),

So Abraham really wasn't totally obedient at this point. And this to me is interesting, because Abraham is always held as the model of faith in the New Testament, the model of a man who believed and trusted God. He's the prime example of the man who believes. And so many times when we read about faith and the exploits of faith, we think, "But I'm so weak and I've blown it so many times, surely I can't do it". It's good to know that Abraham wasn't perfect nor was his faith perfect. It's good to know that you don't have to be perfect and your faith doesn't have to be perfect for God to honor you.

So God said, "Get away from your family". He took his dad with him from the Ur of the Chaldees to Haran. That was an incomplete obedience. Stopping at Haran was incomplete obedience to God. So even men noted as men of faith have their moments. And just because you slipped back and have your moments doesn't mean that God won't honor you and honor your faith, or that God doesn't love you and wants to still work in a powerful way in your life, just because you blow it and you stop at Haran. It doesn't mean that the call of God is going to be removed and there's no chance for you to go on and fulfill that which God has laid upon your life and your heart to do.

Many people have stopped at Haran, but the time came for him to move on, which he did. Maybe the time has come for you to move on from your Haran. "The Lord said, Get thee out of thy country, from thy father's family."

from your father's house, to a land that I will show you ( Genesis 12:1 ):

So by the very virtue of the fact that Terah went with him, it could be the old man was saying, "Oh no, don't leave. I want to go with you, son". Or it could be Abraham was saying, "Okay, dad, all right", you know. And he could have been weak in this area. But then his dad began to drag him down and slow him down, until his father died spiritually following after the pagan practices, and Abraham moved on.

I will make of thee [God said] a great nation ( Genesis 12:2 ),

Now God is establishing covenant with Abraham. "Get away from your family, your father's house, to a land that I will show you. I'll make you a great nation".

I will bless you, I will make thy name great and thou shalt be a blessing ( Genesis 12:2 ):

All of these promises God fulfilled to Abraham. He made of him a great nation. God has blessed him and made the name of Abraham great. It's honored and respected. "And thou shalt be a blessing."

And I will bless them that bless thee, and curse them that curse thee: and in thee shall all the families of the earth be blessed ( Genesis 12:3 ).

And from that is the promise that the Messiah would come from Abraham. "In thee all the families of the earth." Not just the Jews but all the families of the earth will be blessed from Abraham's progeny, even Jesus Christ.

So Abram departed, as the LORD had spoken unto him and Lot went with him: and Abram was seventy-five years old when he departed out of Haran. And Abram took Sarai his wife, and Lot his brother's son, and all their substance that they had gathered, and the souls that they had gotten in Haran and they went forth to go to the land of Canaan and into the land of Canaan they came ( Genesis 12:4-5 ).

Four hundred-mile journey, which in those days, with all of the animals and everything else, must have taken quite a long time indeed.

And Abram passed through the land unto the place of Shechem, unto the plain of Moreh. And the Canaanites [or the descendants or Canaan] were then in the land. And the LORD appeared unto Abram, and said, Unto thy seed will I give this land: and there he built an altar unto the LORD, who appeared unto him ( Genesis 12:6-7 ).

Now the promise of giving the land to Abraham's seed at this point would also include the Palestinians, because the Arabs also were descendants of Abraham through Ishmael. So at this point, the land is promised not just to the Jews but also to thy seed, which would include the Arabs, Palestinians. But later on, when God repeats it to Jacob, it excludes the Arabs.

And he removed from thence unto a mountain on the east of Bethel, and he pitched his tent, having Bethel on the west, and Hai [or Ai] on the east ( Genesis 12:8 ):

Now when Joshua came in later to conquer the land, he came up from Jericho and conquered Ai and then onto Bethel. Abraham now has a favorite spot there near Bethel in between Bethel and Ai. It's the highest part of the land in that particular area. It gives you just a fabulous view. It's about ten miles north of Jerusalem and about twenty miles or so from Shechem. But from there you can see down into the Jordan valley, you can see up towards the area of Samaria, you can see Jerusalem and the area south. You can look over towards the Mediterranean. It just is a beautiful vantage-point in that mountainous area between Bethel and Ai. And when Abraham came to this area, he built an altar. "And the LORD appeared unto Abram, and said, Unto thy seed I give this land."

he built an altar unto the LORD, and called on the name of the LORD. And Abram journeyed, going on down now to the south. And there was a famine in the land: so Abram went down into Egypt to sojourn there for the famine was grievous in the land ( Genesis 12:8-10 ).

So there was a drought in the-of course, he went on south towards Beersheba. There is always a drought down there. The place is really dry. It's 'deserty'.

And it came to pass, when he was come near to Egypt, that he said to Sarai his wife ( Genesis 12:11 ),

Now here's our great man of faith, our example.

Behold now, I know that you are a beautiful woman to look upon ( Genesis 12:11 ):

Hey, that's saying a lot to your wife when she's sixty-five years old. But because of the longevity, at sixty-five you were still really, you know, in your prime of youth in a sense of beauty. Abraham lived to be over one hundred and sixty. So at sixty-five you're really not that old yet in those times. But it does, you know, when you think of sixty-five years old and talking about her great beauty, it does sound to be very interesting. "I know that you are a beautiful woman to look upon."

Therefore when it comes to pass, when the Egyptians will see you, they will say, This is his wife: and they will kill me, and keep you alive ( Genesis 12:12 ).

They'll take you into their harem. Now this was a common practice among the Egyptian kings is to just, if a man, if he saw a beautiful woman, he'd kill her husband and take her as his wife. And so he said,

I pray that you'll tell them that you are my sister: that it might be well with me for thy sake and my soul shall live because of thee ( Genesis 12:13 ).

Hey, this is our great man of faith, Abraham. You see, even great men of faith have their weaknesses and their moments. Now that encourages me for some silly reason because I also have my moments of weaknesses. But I have the concept that when I get weak, God just says, "All right, that's it. You had your chance". You know, wipe out, but not so. God continued to honor Abraham. God continued to bless Abraham. He wasn't perfect.

God doesn't use perfect people because they don't exist. So don't worry that you're not perfect. Don't think that God is going to reject you because you're not perfect. Don't think that God can't use you because you're not perfect. God blessed Abraham. God used Abraham though he had his lapses of faith, just like we have our lapses of faith.

So it came to pass, that, when Abram was come to Egypt, the Egyptians beheld the woman that she was very beautiful. And the princes also of Pharaoh saw her, and they commended her before the Pharaoh: and the woman was taken into the Pharaoh's house. And he entreated Abram [or he treated Abraham] well for her sake: and he had sheep, and oxen, and asses, and menservants, maidservants, she asses, camels. And the LORD plagued Pharaoh and his house with great plagues because of Sarai Abram's wife. And the Pharaoh called Abram, and said, What have you done to me? Why didn't you tell me that she was your wife? Why did you say, She is my sister? I might have taken her to be my wife: now behold your wife, take her, go your way. And Pharaoh commanded his men concerning him: and they sent him away, and his wife, and all that he had ( Genesis 12:14-20 ).

So he came under then a special protective edict of the Pharaoh so that he would not fall prey to the men in order that they might take Sarai his wife.

So an introduction now to Abraham. We're beginning now to follow and we will from now on follow Abraham as we come on down towards Christ, as the Bible now is the developing of the nation and from the nation the coming forth of the Savior of the world.

So next week we'll continue on beginning with chapter thirteen. Shall we stand? God bless you and enrich your heart and your mind in the things of the Spirit, giving you understanding of His Word. And may God increase your faith and your knowledge and understanding of Him. God go with you and bless you and watch over you and keep you in all your ways, strengthening you and ministering to you through His love. In Jesus' name. "


1 Samuel Chapter 12 Summary

Chapter 12 of first Samuel begins with Samuel attempting to make it a sure thing to the people that they do not have the thought or belief that he’s cheated them or mislead them in anyway during his time as judge and prophet over the nation.

He made the people witness before the Lord and His Anointed on his works while he held office. The people witnessed before the Lord and His Anointed that Samuel did not abuse his power, defraud the people, or oppress them at any time during his servitude to the nation.

Samuel rehearses the story of Israel from the days of Moses and Aaron until their present day. He talked about Israel forsaking God for Baalim and Ashtaroth, but God still mercifully sending Jerubbaal, Bedan, Jephthah, and even Samuel himself to help restore truth and mercy to them.

…The Israelites only have to fear the Lord, serve Him in truth and with their whole mind

God even gave them a king when God Himself was their King, so Samuel is letting Israel know, serve God and God’s appointed kings faithfully. To show how wicked a thing it was to ask a king from God, Samuel said he will call for thunder and rain from God, and he did. God sent thunder and rain.

Samuel Prayed for Israel

The people feared and prayed that Samuel would petition God for them. Samuel told the people to serve God and avoid going after vain things and that God will not forsake His people, if they serve Him, because of His great name’s sake.

Plus, it really does please God to make Israel His people and they should joy in this. Samuel also says he will never stop praying for Israel, but he will teach Israel what is good and right in the sight of the Lord.

The Israelites only have to fear the Lord, serve Him in truth and with their whole mind and they should always consider the great things God has done for them. Keep in mind, Samuel admonishes any wicked thoughts or actions.

Samuel warns that if they do wickedly, they will be consumed, they along with their king they have chosen to preside over them. This is the sum of the twelfth chapter of first Samuel.

Elder Ishe for BibleStudyMinistry.com, your online, Bible Supplement source :)!

Also join our newsletter, where we share studies and lessons in the Bible, 90% of Christians and people aren’t aware of in subjects concerning Jesus, history, prophecy, and the true gospel.

You’ll get these studies weekly. Sign up right now!

Did you see the previous study topic? View it by clicking the link below!


What Does Genesis 12:1–3 Mean, Why Does It Matter?

Earlier this year, we released another volume in the landmark The Story of God Bible Commentary series, written by none other than venerable Old Testament scholar Tremper Longman III.

En Génesis, Longman helps pastors and teachers help those they shepherd live and apply the Story to real life. It also offers them a sturdy resource for hearing the voice of God in the text and finding an accessible explanation of its passages.

Let's look at how Longman explains and applies Genesis 12:1–3—an important set of verses to be sure!

“One cannot overestimate the importance of these three verses not only for the Abraham story and the Pentateuch but for the entire Bible, both Old and New Testaments.” (159)

So what does Genesis 12:1–3 mean and why does it matter to creatively and faithfully live it today? Keep reading to find out.

The Importance of “I will bless”

Walter Brueggemann has described 12:1–3 as a second creation account, which clues us into the importance of God’s “I will bless” declaration.

In the chapters leading up to this narrative shift, we see that the world has “devolved into a pattern of sin, judgment, and token of grace.” (157) The fall, Cain and Abel, the flood, and the tower of Babel paint such a picture in vivid high-definition color. In Genesis 12, “God now seeks to address the sin problem and reconcile humanity to himself through the person of Abraham and promise he will give him.” (157)

And he does so through blessing.

In the introduction, Longman explains how “blessing” is an important word that holds Genesis together and binds it to the rest of the Old Testament. Humans are blessed at the beginning (Genesis 1:22, 28) they forfeit that blessing through their rebellion (Genesis 3) and then God blesses humans when he seeks reconciliation through Abraham and his descendants (Genesis 12:1–3). “Thus, the book of Genesis lays the foundation for all of the history of redemption…This story of God’s work of redemption continues throughout the rest of the Old Testament.” (16)

What Does It Mean to Be Blessed?

When we first encounter this passage, we are struck by the repetition of brk, the Hebrew root of blessed. “God will bless Abram and then he in turn will be a blessing to others, ultimately to ‘all peoples on earth.’” (159)

Longman reveals, however, that there is disagreement over the exact nature and force of the niphal verb in verse 3, which can have one of three possible renderings:

  1. A passive the nations will be blessed through Abram and his descendants.
  2. A reflexive the nations will “bless themselves.”
  3. A middle the nations will “gain blessing.” (160)

Longman agrees with the NIV rendering: “A passive sense captures the fact that Yhwh directs this word of promise to Abraham, who will be the instrument bringing blessing to all.” (160)

What does this blessing entail? Longman directs our attention back to God’s original blessing of Adam and Eve in the garden: “Life in the garden defines what blessing looks like and it has spiritual, emotional, physical, psychological, as well as material aspects to it.” Deuteronomy 27–28 further refines our understanding, showing that those who obey God’s covenant will “have a relationship with God which leads to material and emotional wholeness.” (160)

And God chooses Abraham to be the vehicle through which this blessing will come to the world.

Blessing in Action: Joseph

This vehicular aspect of God’s election for the sake of blessing others is an important facet of God’s redemptive movement. We find first glimpses of God’s all-peoples-on-earth blessing in the story of Joseph.

First, from the moment Potiphar put Joseph in charge of his household, “The blessing of the Lord was on everything Potiphar had, both in the house and in the field.” (Genesis 39:5) Longman remarks, “Joseph’s presence blesses the household of the Egyptian Potiphar…As Potiphar promotes Joseph and entrusts him with more and more responsibility, so the prosperity of the house only grows.” (479)

Then, the nation of Egypt itself was blessed after Joseph was put in charge of Pharaoh’s storehouses leading up to the famine: “During the seven years of abundance the land produced plentifully.” (Genesis 41:47) Longman notes how this passage shows “that a descendant of Abraham would bring blessing on the nations (12:3).” (496)

Ultimately, Jesus would fulfill the Abrahamic promise, and also the Church through our relationship with Jesus, mirroring the blessing that came to the nations through Joseph. “The church is a spiritual entity, but metaphorically that ‘great nation’ who receives and dispenses God’s blessing to the world.” (165)

The book of Genesis is a book of beginnings: the beginning of the cosmos and creation the beginning of sin and death and the beginning of blessing and the history of God’s redemption.

Join Longman’s exploration of the prequel to the main story of the Pentateuch in Génesis to understand how this ancient text informs our present Christian life.

Featured Product Featured Course

Resumen

The delegates at the Constitutional Convention proposed creating the office of the president and debated many forms the role might take. The president is elected for a maximum of two four-year terms and can be impeached by Congress for wrongdoing and removed from office. The presidency and presidential power, especially war powers, have expanded greatly over the last two centuries, often with the willing assistance of the legislative branch. Executive privilege and executive orders are two of the presidency’s powerful tools. During the last several decades, historical events and new technologies such as radio, television, and the Internet have further enhanced the stature of the presidency.

12.2 The Presidential Election Process

The position of president of the United States was created during the Constitutional Convention. Within a generation of Washington’s administration, powerful political parties had overtaken the nominating power of state legislatures and created their own systems for selecting candidates. At first, party leaders kept tight control over the selection of candidates via the convention process. By the start of the twentieth century, however, primary and caucus voting had brought the power to select candidates directly to the people, and the once-important conventions became rubber-stamping events.

12.3 Organizing to Govern

It can be difficult for a new president to come to terms with both the powers of the office and the limitations of those powers. Successful presidents assume their role ready to make a smooth transition and to learn to work within the complex governmental system to fill vacant positions in the cabinet and courts, many of which require Senate confirmation. It also means efficiently laying out a political agenda and reacting appropriately to unexpected events. A new president has limited time to get things done and must take action with the political wind at his or her back.

12.4 The Public Presidency

Despite the obvious fact that the president is the head of state, the U.S. Constitution actually empowers the occupant of the White House with very little authority. Apart from the president’s war powers, the office holder’s real advantage is the ability to speak to the nation with one voice. Technological changes in the twentieth century have greatly expanded the power of the presidential bully pulpit. The twentieth century also saw a string of more public first ladies. Women like Eleanor Roosevelt and Lady Bird Johnson greatly expanded the power of the first lady’s role, although first ladies who have undertaken more nontraditional roles have encountered significant criticism.

12.5 Presidential Governance: Direct Presidential Action

While the power of the presidency is typically checked by the other two branches of government, presidents have the unencumbered power to pardon those convicted of federal crimes and to issue executive orders, which don’t require congressional approval but lack the permanence of laws passed by Congress. In matters concerning foreign policy, presidents have at their disposal the executive agreement, which is a much-easier way for two countries to come to terms than a treaty that requires Senate ratification but is also much narrower in scope.

Presidents use various means to attempt to drive public opinion and effect political change. But history has shown that they are limited in their ability to drive public opinion. Favorable conditions can help a president move policies forward. These conditions include party control of Congress and the arrival of crises such as war or economic decline. But as some presidencies have shown, even the most favorable conditions don’t guarantee success.


Romans 12:3

For I say, through the grace given unto me
The Ethiopic version reads, the grace of God: and so two of Stephens's copies. By which the apostle intends, not that internal grace which was wrought in his soul nor the Gospel of the grace of God, which he preached nor the gifts of grace, which qualified him for that service but the grace of apostleship, or that authoritative power, which he, as the apostle, received from Christ to say, command, give orders and instructions to churches, and particular persons:

to every man that is among you:
every member of the church, in whatsoever state or condition, whether in office or not of whatsoever abilities or capacity, having gifts, whether more or less the manifestation of the Spirit being given to everyone to profit with, for his own and the good of others:

not to think [of himself] more highly than he ought to think
that is, either not to arrogate to himself what does not belong to him, and detract from others, who may have equal, if not superior, abilities to him or not to glory in what he has, as if he had not received it, and as if it was altogether owing to his own sagacity, penetration, diligence, and industry or not to search into things too high for him that are out of his reach, and beyond his capacity though this is not to be understood as discouraging a search into the Scriptures of truth, the more difficult parts of it, and the more knotty points of controversy but as forbidding inquiry into things not lawful to be searched into, or, if lawful, as requiring such a scrutiny to be made with modesty, and an humble dependence on superior light and assistance, and a discovery of it with humility and lowliness of mind

but to think soberly, according as God hath dealt to every man the
measure of faith:
such ought to consider that what gifts, abilities, light, and knowledge they have, they have then, not of themselves, but from God that they have not all faith, and all knowledge, or do not know the whole of the faith of the Gospel only a measure of it, which is dealt out, divided, and parted to every man, some having a greater degree of evangelical light than others and that all have some, but none all. The Syriac version renders it, "faith in measure" one of Stephens's copies reads, "the measure of grace" see ( Ephesians 4:7 ) .


Ver el vídeo: 127 HORAS: Resumen en 7 MINUTOS Ctg. Suspenso (Octubre 2021).