Artículos

2.3: Tipos de pensamiento


Pensando todavíaLo que implica
1. Recordar y recordarRecuperar o repetir información o ideas de la memoria. Esta es la primera y más básica habilidad de pensamiento que desarrolla (comenzando cuando era un niño pequeño con el aprendizaje de números, letras y colores).
2. ComprensiónInterpretar, construir significado, inferir o explicar material de fuentes escritas, habladas o gráficas. La lectura es la habilidad de comprensión más común; estas habilidades se desarrollan a partir de la educación temprana.
3. AplicarUsar material aprendido o implementar material en situaciones nuevas. Esta habilidad se usa comúnmente a partir de la escuela secundaria (en algunos casos antes).
4. AnalizandoDividir material o conceptos en elementos clave y determinar cómo las partes se relacionan entre sí o con una estructura o propósito general. Las acciones mentales incluidas en esta habilidad son examinar, contrastar o diferenciar, separar, categorizar, experimentar y deducir. Lo más probable es que hayas empezado a desarrollar esta habilidad en la escuela secundaria (especialmente en los cursos de ciencias) y continuarás practicándola en la universidad.
5. EvaluaciónEvaluar, emitir juicios y sacar conclusiones de ideas, información o datos. Criticando el valor y la utilidad del material. Esta habilidad abarca la mayor parte de lo que comúnmente se conoce como pensamiento crítico; esta habilidad será utilizada con frecuencia durante sus años universitarios y más allá. El pensamiento crítico es el primer enfoque de este capítulo.
6. CreandoPoner piezas juntas o reorganizarlas de una nueva forma, forma o producto. Este proceso es la función mental más difícil. Esta habilidad te hará destacar en la universidad y tiene una gran demanda en la fuerza laboral. El pensamiento creativo es el segundo enfoque de este capítulo.
Conjunto de habilidadesCómo lo usó en las últimas tres semanasComentarios
Recordando y recordando
Comprensión
Aplicando
Analizando
Evaluar
Creando
Conjunto de habilidadesVerbos
1. Recordar y recordarMarcar, contar, describir, dibujar, enumerar, buscar, google, identificar, etiquetar, enumerar, emparejar, nombrar, citar, recordar, recitar, buscar, seleccionar, secuenciar, decir, escribir
2. ComprensiónBlog, concluir, describir, discutir, explicar, generalizar, identificar, ilustrar, interpretar, parafrasear, predecir, informar, reformular, revisar, resumir, contar, tuitear
3. AplicarAplicar, articular, cambiar, graficar, elegir, recopilar, calcular, controlar, demostrar, determinar, hacer, descargar, dramatizar, imitar, implementar, entrevistar, instalar (como en el software), participar, preparar, producir, proporcionar, informar, función -jugar, ejecutar (software), seleccionar, compartir, mostrar, resolver, transferir, usar
4. AnalizandoAnalizar, desglosar, caracterizar, clasificar, comparar, contrastar, debatir, deducir, diagramar, diferenciar, discriminar, distinguir, examinar, inferir, vincular, delinear, relacionar, investigar, realizar ingeniería inversa, separar, subdividir, etiquetar
5. EvaluaciónEvaluar, discutir, evaluar, probar beta, elegir, colaborar, comparar, contrastar, concluir, criticar, criticar, decidir, defender, "amigo / desamor", evaluar, juzgar, justificar, establecer contactos, publicar, predecir, priorizar, demostrar , clasificar, calificar, revisar, seleccionar, apoyar
6. CreandoAdaptar, animar, bloguear, combinar, componer, construir, crear, diseñar, desarrollar, idear, filmar, formular, integrar, inventar, hacer, modelar, modificar, organizar, realizar, planificar, podcast, producir, programar, proponer, reorganizar, remezclar, revisar, reescribir, estructurar

Pensamiento mágico

Pensamiento mágico, o pensamiento supersticioso, [1] es la creencia de que los eventos no relacionados están causalmente conectados a pesar de la ausencia de cualquier vínculo causal plausible entre ellos, particularmente como resultado de efectos sobrenaturales. [1] [2] [3] Los ejemplos incluyen la idea de que los pensamientos personales pueden influir en el mundo externo sin actuar sobre ellos, o que los objetos deben estar conectados causalmente si se parecen entre sí o si entraron en contacto entre sí en el pasado. [1] [2] [4] El pensamiento mágico es un tipo de pensamiento falaz y es una fuente común de inferencias causales inválidas. [3] [5] A diferencia de la confusión de correlación con causalidad, el pensamiento mágico no requiere que los eventos estén correlacionados. [3]

La definición precisa de pensamiento mágico puede variar sutilmente cuando es utilizada por diferentes teóricos o entre diferentes campos de estudio. En antropología (la investigación más temprana), la causalidad propuesta se encuentra entre el ritual religioso, la oración, el sacrificio o la observancia de un tabú y un beneficio o recompensa esperados. Investigaciones posteriores indican que el pensamiento mágico también es común en las sociedades modernas.

En psicología, el pensamiento mágico es la creencia de que los pensamientos de uno por sí mismos pueden producir efectos en el mundo o que pensar en algo se corresponde con hacerlo. [6] Estas creencias pueden hacer que una persona experimente un miedo irracional de realizar ciertos actos o tener ciertos pensamientos debido a una supuesta correlación entre hacerlo y las calamidades amenazadoras. [1]

En psiquiatría, el pensamiento mágico es un trastorno del contenido del pensamiento [7] aquí denota la falsa creencia de que los pensamientos, acciones o palabras de uno causarán o evitarán una consecuencia específica de alguna manera que desafía las leyes de causalidad comúnmente entendidas. [8]


Sistema 1

El sistema 1 es lo que Kahneman describe como Pensamiento rápido. Es rápido, automático, ocurre inconscientemente y requiere un esfuerzo mínimo.

Escribe: “Las capacidades del Sistema 1 incluyen habilidades innatas que compartimos con otros animales. Nacemos dispuestos a percibir el mundo que nos rodea, reconocer objetos, orientar la atención, evitar pérdidas y temer a las arañas ”.

“El Sistema 1 ha aprendido a asociar ideas, también ha aprendido habilidades como leer y comprender los matices de las situaciones sociales”.

Además, el Sistema 1 asume el control durante las emergencias y asigna prioridad solo a las acciones de autoprotección. Imagínese conduciendo un automóvil que patina inesperadamente sobre una superficie resbaladiza. Notará que respondió a la amenaza antes de ser plenamente consciente de ella, una característica del Sistema 1.

Ejemplos de procesos del Sistema 1:

  • Detectar un objeto como más distante que el otro.
  • Atarse los cordones de los zapatos
  • Orientación hacia la fuente de un ruido fuerte
  • Completa la frase "Sal y…"
  • Pon una "cara de disgusto" cuando veas una imagen horrible
  • Detectando hostilidad en una voz
  • Responder a un simple problema aritmético. 2 + 3 =?
  • Leer palabras en una gran cartelera.
  • Conducir un coche en una carretera vacía
  • Entender oraciones simples
  • Formar asociaciones & # 8211 la capital de Francia?

Tenga en cuenta que varias de las acciones mentales necesarias para realizar las tareas enumeradas anteriormente son involuntario. No puede abstenerse de comprender oraciones simples en su propio idioma o de orientarse hacia un sonido fuerte e inesperado. Tampoco puedes evitar saber que 2 + 3 = 5 o pensar en París cuando alguien menciona la capital de Francia.

Otro sello distintivo del Sistema 1, nos dice Kahneman, es que los cálculos, juicios o asociaciones realizados son pasivo, es decir, no se sienten como algo que hiciste, sino que se sintió como algo que sucedió para ti.

Por tanto, la experiencia básica del pensamiento del Sistema 1 es una experiencia automática y pasiva.


Métodos

Este estudio es un estudio descriptivo-analítico, transversal e investiga la relación entre el pensamiento crítico y los estilos de aprendizaje con el desempeño académico de los estudiantes de la Universidad de Ciencias Médicas de Alborz en 2012. Después de la aprobación y autorización de las autoridades universitarias y # x02019 y en coordinación con facultades, se entregó el cuestionario de pensamiento crítico y estilos de aprendizaje a los estudiantes de pregrado de grado asociado, licenciatura, medicina (segundo semestre y posteriores). El número total de participantes en el estudio fue de 216 estudiantes con diferentes carreras como medicina, enfermería y partería, y estudiantes de salud y emergencias médicas. La herramienta para recopilar los datos fue un cuestionario de dos partes sobre los estilos de aprendizaje de Kolb y la prueba de habilidades de pensamiento crítico de California (formulario B). El cuestionario de Kolb tiene dos partes. La primera parte solicita información demográfica y la segunda parte incluye 12 preguntas de opción múltiple. Los participantes responden a las preguntas con respecto a cómo aprenden, y los puntajes de los encuestados se clasifican del 1 al 4, en los cuales 4 es más consistente con los participantes & # x02019 estilo de aprendizaje 3 hasta cierto punto, 2 poco consistente y 1 no consistente. encontrar los estilos de aprendizaje de los participantes, la primera opción de las 12 preguntas se agregó y esto se repitió para otras opciones. Así, se obtuvieron cuatro puntajes totales para los cuatro estilos de aprendizaje, el primero para el estilo de aprendizaje de experiencias concretas, el segundo para la observación reflexiva del estilo de aprendizaje, el tercero para el estilo de aprendizaje de conceptualización abstracta y el cuarto para el estilo de aprendizaje de experimentación activa. La puntuación más alta determinó el estilo de aprendizaje del participante. La prueba de habilidades de pensamiento crítico de California (formulario B) incluye 34 preguntas de opción múltiple con una respuesta correcta en cinco áreas diferentes de habilidades de pensamiento crítico, que incluyen evaluación, inferencia, análisis, razonamiento inductivo y razonamiento deductivo. El tiempo de respuesta fue de 45 minutos y la puntuación final es 34 y la puntuación alcanzada en cada sección de la prueba varía de 0 a 16. En la sección de evaluación, el punto máximo es 14, en la sección de análisis 9, en la sección de inferencia 11, en razonamiento inductivo 16 y en razonamiento deductivo el punto máximo fue 14. Así que hubo 6 puntajes para cada participante, que incluyeron un puntaje total de pensamiento crítico y un puntaje de 5 para habilidades de pensamiento crítico. Dehghani, Jafari Sani, Pakmehr y Malekzadeh encontraron que la confiabilidad del cuestionario era del 78% en una investigación. En el estudio de Khalili et al., El coeficiente de confianza fue del 62% y la validez de constructo de todas las subescalas con correlación positiva y alta se informó entre el 60% -65%. Entonces esta prueba fue confiable para la investigación. La recopilación de información se llevó a cabo en dos etapas. En la primera etapa, se entregaron los cuestionarios a los estudiantes y se mencionaron los objetivos e importancia de la investigación. En la siguiente etapa se revisó el desempeño académico de los estudiantes. Después de la recopilación de datos, los datos se codificaron y analizaron mediante el software SPSS 14 (SPSS Inc, Chicago, IL, EE. UU.). Para describir los datos se utilizó estadística descriptiva como media y desviación estándar para variables continuas y frecuencia para variables cualitativas. Para determinar la relación entre variables a un nivel significativo de p & # x0003c0.05 se utilizaron la prueba de chi cuadrado, la prueba t independiente, el ANOVA de una vía y la prueba de correlación de Pearson.

Hipótesis de la investigación

Existe una relación entre los estudiantes de la Universidad de Ciencias Médicas de Alborz y los estilos de aprendizaje # x02019 y su información demográfica. & # X000a0

Existe una relación entre los estudiantes de la Universidad de Ciencias Médicas de Alborz & # x02019 el pensamiento crítico y su información demográfica & # x000a0.

Existe una relación entre los estudiantes de la Universidad de Ciencias Médicas de Alborz y el rendimiento académico # x02019 y su información demográfica. & # X000a0

Existe una relación entre los estudiantes de la Universidad de Ciencias Médicas de Alborz & # x02019 estilos de aprendizaje y su rendimiento académico. & # X000a0

Existe una relación entre los estudiantes de la Universidad de Ciencias Médicas de Alborz & # x02019 estilos de aprendizaje y su pensamiento crítico. & # X000a0


3. La definición de pensamiento crítico

¿Qué es el pensamiento crítico? Hay muchas definiciones. Ennis (2016) enumera 14 definiciones académicas de orientación filosófica y tres definiciones de diccionario. Siguiendo a Rawls (1971), quien distinguió su concepción de la justicia de una concepción utilitaria pero las consideró como concepciones rivales del mismo concepto, Ennis sostiene que las 17 definiciones son concepciones diferentes del mismo concepto. Rawls articuló el concepto compartido de justicia como

un conjunto característico de principios para la asignación de derechos y deberes básicos y para determinar la distribución adecuada de los beneficios y las cargas de la cooperación social. (Rawls 1971: 5)

Bailin y col. (1999b) afirman que, si se considera qué tipo de pensamiento consideraría un educador que no es un pensamiento crítico y qué tipo de pensamiento es crítico, se puede concluir que los educadores típicamente entienden que el pensamiento crítico tiene al menos tres características.

  1. Se hace con el propósito de tomar una decisión sobre qué creer o hacer.
  2. La persona que participa en el pensamiento está tratando de cumplir con los estándares de adecuación y precisión apropiados para el pensamiento.
  3. El pensamiento cumple con los estándares relevantes hasta cierto nivel de umbral.

Se podría resumir el concepto central que involucra estas tres características diciendo que el pensamiento crítico es un pensamiento cuidadoso dirigido a objetivos. Este concepto central parece aplicarse a todos los ejemplos de pensamiento crítico descritos en la sección anterior. En cuanto a los que no son ejemplos, su exclusión depende de interpretar el pensamiento cuidadoso como excluir el salto inmediato a conclusiones, suspender el juicio sin importar cuán fuerte sea la evidencia, razonar desde una perspectiva ideológica o religiosa incuestionable y usar rutinariamente un algoritmo para responder una pregunta.

Si el núcleo del pensamiento crítico es un pensamiento cuidadoso dirigido a objetivos, las concepciones del mismo pueden variar de acuerdo con su alcance presunto, su presunto objetivo, los criterios individuales y el umbral para ser cuidadoso, y el componente de pensamiento en el que uno se centra En cuanto a su alcance, algunos Las concepciones (p. ej., Dewey 1910, 1933) lo restringen al pensamiento constructivo sobre la base de las propias observaciones y experimentos de uno mismo, otras (p. ej., Ennis 1962 Fisher & amp Scriven 1997 Johnson 1992) a la valoración de los productos de tal pensamiento. Ennis (1991) y Bailin et al. (1999b) considérelo para cubrir tanto la construcción como la tasación. En cuanto a su objetivo, algunas concepciones lo restringen a la formación de un juicio (Dewey 1910, 1933 Lipman 1987 Facione 1990a). Otros permiten tanto las acciones como las creencias como punto final de un proceso de pensamiento crítico (Ennis 1991 Bailin et al. 1999b). En cuanto a los criterios y el umbral para ser cuidadoso, las definiciones varían en el término utilizado para indicar que el pensamiento crítico satisface ciertas normas: "intelectualmente disciplinado" (Scriven y Paul, 1987), "quoreasonable" (Ennis 1991), "muy hábil" (Lipman 1987), "cualificado" (Fisher, 1987). Scriven 1997), & ldquocareful & rdquo (Bailin & amp Battersby 2009). Algunas definiciones especifican estas normas, refiriéndose de diversas formas a "la consideración de cualquier creencia o supuesta forma de conocimiento a la luz de los fundamentos que la sustentan y las conclusiones adicionales a las que tiende" (Dewey 1910, 1933) y "los métodos de investigación y razonamiento lógicos" (Glaser 1941) & ldquoconceptualizar, aplicar, analizar, sintetizar y / o evaluar la información recopilada o generada por la observación, la experiencia, la reflexión, el razonamiento o la comunicación & rdquo (Scriven & amp Paul 1987) el requisito de que & ldquoit es sensible al contexto, se basa en criterios , y es autocorrector y rdquo (Lipman 1987) & ldquoevidencial, conceptual, metodológico, criterio o consideraciones contextuales & rdquo (Facione 1990a) y & ldquoplus-menos consideraciones del producto en términos de estándares (o criterios) apropiados & rdquo (Johnson 1992). Stanovich y Stanovich (2010) proponen fundamentar el concepto de pensamiento crítico en el concepto de racionalidad, que entienden como la combinación de la racionalidad epistémica (adecuar las creencias personales al mundo) y la racionalidad instrumental (optimizar el cumplimiento de metas) un pensador crítico, en su opinión. , es alguien con & ldquoa propensión a anular las respuestas subóptimas de la mente autónoma & rdquo (2010: 227). Estas especificaciones variantes de normas para el pensamiento crítico no son necesariamente incompatibles entre sí y, en cualquier caso, presuponen la noción central de pensar con cuidado. En cuanto al componente de pensamiento señalado, algunas definiciones se centran en la suspensión del juicio durante el pensamiento (Dewey 1910 McPeck 1981), otras en la investigación mientras el juicio está suspendido (Bailin & amp Battersby 2009), otras en el juicio resultante (Facione 1990a), y otros más sobre la subsiguiente respuesta emotiva (Siegel 1988).

En contextos educativos, una definición de pensamiento crítico es una "definición programática" (Scheffler 1960: 19). Expresa un programa práctico para lograr un objetivo educativo. Para este propósito, una definición formulada de una oración es mucho menos útil que la articulación de un proceso de pensamiento crítico, con criterios y estándares para los tipos de pensamiento que el proceso puede involucrar. El objetivo educativo real es el reconocimiento, la adopción y la implementación por parte de los estudiantes de esos criterios y estándares. Esa adopción e implementación, a su vez, consiste en adquirir los conocimientos, habilidades y disposiciones de un pensador crítico.

Las concepciones del pensamiento crítico generalmente no incluyen la integridad moral como parte del concepto. Dewey, por ejemplo, tomó el pensamiento crítico como el objetivo intelectual último de la educación, pero lo distinguió del desarrollo de la cooperación social entre los escolares, que consideró como el objetivo moral central. Ennis (1996, 2011) agregó a su lista anterior de disposiciones de pensamiento crítico un grupo de disposiciones para preocuparse por la dignidad y el valor de cada persona, que describió como una disposición & ldquocorrelativa & rdquo (1996) sin la cual el pensamiento crítico sería menos valioso y quizás menos valioso. dañino. Un programa educativo que tuviera como objetivo desarrollar el pensamiento crítico pero no la disposición correlativa de preocuparse por la dignidad y el valor de cada persona, afirmó, "sería deficiente y quizás peligroso" (Ennis 1996: 172).


Autopresentación

Cómo nos percibimos a nosotros mismos se manifiesta en cómo nos presentamos a los demás. La autopresentación es el proceso de ocultar o revelar estratégicamente información personal para influir en las percepciones de los demás. [23] Participamos en este proceso a diario y por diferentes motivos. Aunque las personas ocasionalmente engañan intencionalmente a otros en el proceso de autopresentación, en general tratamos de causar una buena impresión sin dejar de ser auténticos. Dado que la autopresentación ayuda a satisfacer nuestras necesidades instrumentales, relacionales y de identidad, podemos perder bastante si nos pillan malinterpretándonos intencionalmente. En mayo de 2012, el CEO de Yahoo! Renunció después de que se supo que declaró en documentos oficiales que tenía dos títulos universitarios cuando en realidad solo tenía uno. En un incidente similar, una mujer que se había desempeñado durante mucho tiempo como decana de admisiones del prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts fue destituida de su cargo después de que se supo que solo había asistido a un año de universidad y había indicado falsamente que tenía una licenciatura y maestría. [24] Estos incidentes muestran claramente que aunque las personas pueden salirse con la suya con una autopresentación falsa por un tiempo, las consecuencias finales de ser descubiertas son nefastas. Como comunicadores, a veces nos involucramos en formas más sutiles de autopresentación no auténtica. Por ejemplo, una persona puede afirmar o dar a entender que sabe más sobre un tema o situación de lo que realmente sabe para parecer inteligente o estar "al tanto". Durante un discurso, un orador trabaja en una presentación pulida y competente para distraer la atención de la falta de contenido sustantivo. Es posible que estos casos de autopresentación estratégica nunca se descubran, pero los comunicadores deben evitarlos, ya que no cumplen con los estándares de la comunicación ética.

Participar de manera consciente y competente en la autopresentación puede tener beneficios porque podemos brindarles a los demás una imagen más positiva y precisa de quiénes somos. Las personas que tienen habilidades en la gestión de impresiones suelen ser más atractivas y seguras, lo que permite a otros captar más pistas a partir de las cuales formarse impresiones. [25] Ser un auto-presentador habilidoso se basa en muchas de las prácticas utilizadas por comunicadores competentes, incluyendo convertirse en un auto-monitor superior. Cuando las habilidades de autopresentación y las habilidades de autocontrol se combinan, los comunicadores pueden monitorear simultáneamente sus propias expresiones, la reacción de los demás y el contexto situacional y social. [26] A veces, las personas reciben ayuda con su presentación personal. Aunque la mayoría de la gente no puede pagar o no pensaría en contratar a un asesor de imagen, algunas personas han comenzado a donar generosamente su experiencia en autopresentaciones para ayudar a otros. Muchas personas que han estado manejando el duro mercado laboral durante un año o más se desaniman y pueden considerar renunciar a su búsqueda de trabajo. Ahora, un proyecto llamado "Style Me Hired" ha comenzado a ofrecer cambios de imagen gratuitos a las personas desempleadas con el fin de ofrecerles una nueva motivación y ayudarlos a tener una impresión favorable y, con suerte, obtener una oferta de trabajo. [27]

Hay dos tipos principales de autopresentación: prosocial y egoísta. [28] La autopresentación prosocial implica comportamientos que presentan a una persona como un modelo a seguir y la hacen más agradable y atractiva. Por ejemplo, un supervisor puede pedir a sus empleados que mantengan altos estándares de ética empresarial, modelen ese comportamiento en sus propias acciones y feliciten a los demás cuando ejemplifican esos estándares. La autopresentación egoísta implica comportamientos que presentan a una persona como altamente capacitada, dispuesta a desafiar a los demás y a alguien con quien no se debe molestar. Por ejemplo, un supervisor puede atribuirse públicamente el crédito por los logros de otros o criticar públicamente a un empleado que no cumplió con un estándar en particular. En resumen, las estrategias prosociales tienen como objetivo beneficiar a los demás, mientras que las estrategias egoístas benefician a uno mismo a expensas de los demás.

En general, nos esforzamos por presentar una imagen pública que coincida con nuestro autoconcepto, pero también podemos utilizar estrategias de autopresentación para mejorar nuestro autoconcepto. [29] Cuando nos presentamos para evocar una respuesta evaluativa positiva, estamos comprometidos en la mejora personal. En la búsqueda de la superación personal, una persona puede intentar ser lo más atractiva posible en un área en particular o con una persona en particular para obtener comentarios que mejoren su autoestima. Por ejemplo, un cantante puede entrenar y practicar durante semanas antes de cantar frente a un entrenador vocal muy respetado, pero no invertir tanto esfuerzo en prepararse para cantar frente a sus amigos. Aunque la retroalimentación positiva de los amigos es beneficiosa, la retroalimentación positiva de un cantante experimentado podría mejorar el concepto de sí mismo de una persona. La auto-mejora puede ser productiva y lograda de manera competente, o puede usarse de manera inapropiada. El uso de comportamientos de mejora personal solo para obtener la aprobación de los demás o por egocentrismo puede llevar a las personas a comunicarse de maneras que se perciben como falsas o autoritarias y terminan causando una impresión desfavorable. [30]

"Conectarse"

Autopresentación en línea: redes sociales, senderos digitales y su reputación

Aunque las redes sociales han sido durante mucho tiempo una forma de mantenerse en contacto con amigos y colegas, el advenimiento de las redes sociales ha hecho que el proceso de establecer conexiones y esas primeras impresiones tan importantes sea mucho más complejo. Con solo mirar Facebook como un ejemplo, podemos ver claramente que los mismos actos de construir un perfil, publicar actualizaciones de estado, "dar me gusta" a ciertas cosas y compartir información diversa a través de las funciones y aplicaciones de Facebook son autopresentaciones. [31] Las personas también se forman impresiones basadas en la cantidad de amigos que tenemos y las fotos y publicaciones en las que otras personas nos etiquetan. Toda esta información flotante puede ser difícil de administrar. Entonces, ¿cómo gestionamos las impresiones que hacemos digitalmente dado que existe un registro permanente?

Las investigaciones muestran que las personas en general se involucran en una autopresentación positiva y honesta en Facebook. [32] Dado que las personas saben qué tan visible es la información que publican, pueden optar por revelar solo las cosas que creen que generarán impresiones favorables. Pero la naturaleza mediada de Facebook también lleva a algunas personas a revelar más información personal de la que podrían de otra manera en un foro público o semipúblico. Estas revelaciones hiperpersonales corren el riesgo de generar impresiones negativas según quién las vea. En general, la facilidad de la comunicación digital, no solo en Facebook, ha presentado nuevos desafíos para nuestro autocontrol y gestión de la información. Enviarle a alguien una imagen sexualmente provocativa solía requerir cierto esfuerzo antes de la era de las cámaras digitales, pero ahora "sextear" una foto explícita solo toma unos segundos. Entonces, las personas que probablemente no se hubieran involucrado en tal comportamiento antes están más tentadas a hacerlo ahora, y es el deseo de presentarse como deseable o genial lo que lleva a las personas a enviar fotos de las que luego se arrepientan. [33] De hecho, la nueva tecnología en forma de aplicaciones está tratando de dar a las personas un poco más de control sobre el intercambio de información digital. Una aplicación para iPhone llamada "Snapchat" permite a los usuarios enviar fotos que solo serán visibles durante unos segundos. Aunque esta no es una red de seguridad garantizada, la demanda de este tipo de aplicaciones está aumentando, lo que ilustra el hecho de que ahora todos dejamos rastros digitales de información que pueden ser útiles en términos de nuestra autopresentación, pero también pueden crear nuevos desafíos en términos de de administrar la información flotante alrededor de la cual otros pueden formarse impresiones de nosotros.

  1. ¿Qué impresiones quiere que la gente se forme de usted en función de la información que pueden ver en su página de Facebook?
  2. ¿Alguna vez ha utilizado las redes sociales o Internet para "investigar" sobre una persona? ¿Qué cosas encontrarías favorables y desfavorables?
  3. ¿Tiene alguna pauta que siga con respecto a la información sobre usted que pondrá en línea o no? Si es así, ¿Que son? Si no es así, ¿por qué?

Conclusiones clave

  • Nuestro autoconcepto es la idea general de quiénes creemos que somos. Se desarrolla a través de nuestras interacciones con los demás y mediante la comparación social que nos permite comparar nuestras creencias y comportamientos con los de los demás.
  • Nuestra autoestima se basa en las evaluaciones y juicios que hacemos sobre diversas características de nuestro autoconcepto. Se desarrolla a través de una valoración y evaluación de nuestras diversas habilidades y habilidades, conocidas como autoeficacia, y a través de una comparación y evaluación de quiénes somos, quiénes nos gustaría ser y quiénes deberíamos ser (teoría de la auto-discrepancia). .
  • La teoría de la comparación social y la teoría de la auto-discrepancia afectan nuestro autoconcepto y autoestima porque a través de la comparación con los demás y la comparación de nuestro yo real, ideal y propio, hacemos juicios sobre quiénes somos y nuestra autoestima. Estos juicios luego afectan la forma en que nos comunicamos y nos comportamos.
  • Las fuerzas de socialización como la familia, la cultura y los medios de comunicación afectan nuestra autopercepción porque nos dan retroalimentación sobre quiénes somos. Esta retroalimentación puede evaluarse positiva o negativamente y puede conducir a patrones positivos o negativos que influyan en nuestra autopercepción y luego en nuestra comunicación.
  • La autopresentación se refiere al proceso de ocultar y / o revelar estratégicamente información personal para influir en las percepciones de los demás. La autopresentación prosocial está destinada a beneficiar a los demás y la autopresentación egoísta está destinada a beneficiarse a uno mismo a expensas de los demás. Las personas también se involucran en la auto-mejora, que es una estrategia de auto-presentación mediante la cual las personas buscan intencionalmente evaluaciones positivas.

Ejercicios

  1. Haz una lista de características que describan quién eres (tu autoconcepto). Después de mirar la lista, vea si puede pensar en algunas palabras que resuman la lista para limitar las características clave de su autoconcepto. Vuelva a la primera lista y evalúe cada característica, por ejemplo, notando si es algo que hace bien / mal, algo que es bueno / malo, positivo / negativo, deseable / indeseable. ¿La lista general es más positiva o más negativa? Después de hacer estos ejercicios, ¿qué ha aprendido sobre su autoconcepto y autoestima?
  2. Discuta al menos una vez en la que tuvo una discrepancia o tensión entre dos de los tres yoes descritos por la teoría de la discrepancia del yo (el yo real, el ideal y el yo del deber). ¿Qué efecto tuvo esta discrepancia en su autoconcepto y / o autoestima?
  3. Tome una de las fuerzas socializadoras discutidas (familia, cultura o medios de comunicación) e identifique al menos una influencia positiva y una negativa que haya tenido en su autoconcepto y / o autoestima.
  4. Integrarse: discuta algunas formas en las que podría participar estratégicamente en la autopresentación para influir en las impresiones de los demás en un contexto académico, profesional, personal y cívico.
  1. Charles Cooley, Human Nature and the Social Order (Nueva York, NY: Scribner, 1902). & crarr
  2. Owen Hargie, Interacción interpersonal calificada: investigación, teoría y práctica (Londres: Routledge, 2011), 261. & crarr
  3. Barbara M. Byrne, Midiendo el autoconcepto a lo largo de la vida: problemas e instrumentación (Washington, DC: American Psychological Association, 1996), 5. & crarr
  4. Joel Brockner, Autoestima en el trabajo (Lexington, MA: Lexington Books, 1988), 11. & crarr
  5. Joel Brockner, Autoestima en el trabajo (Lexington, MA: Lexington Books, 1988), 2. & crarr
  6. Albert Bandura, Self-Efficacy: The Exercise of Control (Nueva York, NY: W. H. Freeman, 1997). & crarr
  7. Owen Hargie, Interacción interpersonal calificada: investigación, teoría y práctica (Londres: Routledge, 2011), 99. & crarr
  8. E. Tory Higgins, "Discrepancia personal: una teoría que relaciona el yo y el afecto", Psychological Review 94, no. 3 (1987): 320-21. & crarr
  9. E. Tory Higgins, "Discrepancia personal: una teoría que relaciona el yo y el afecto", Psychological Review 94, no. 3 (1987): 322-23. & crarr
  10. Owen Hargie, Interacción interpersonal calificada: investigación, teoría y práctica (Londres: Routledge, 2011), 99. & crarr
  11. Owen Hargie, Interacción interpersonal calificada: investigación, teoría y práctica (Londres: Routledge, 2011), 105–7. & crarr
  12. Anna Wierzbicka, “Las expresiones inglesas Good Boy y Good Girl y los modelos culturales de la crianza de los niños”, Cultura y psicología 10, no. 3 (2004): 251–78. & crarr
  13. Wendy Morgan y Steven R. Wilson, "Explicando el abuso infantil como una falta de terreno seguro", en El lado oscuro de la comunicación interpersonal, eds. Brian H. Spitzberg y William R. Cupach (Mahwah, Nueva Jersey: Lawrence Erlbaum Associates, 2007), 341. & crarr
  14. Steve Loughnan et al., “La desigualdad económica está ligada a la autopercepción sesgada”, Psychological Science 22, no. 10 (2011): 1254. y crarr
  15. Steve Loughnan et al., “La desigualdad económica está vinculada a la autopercepción sesgada”, Psychological Science 22, no. 10 (2011): 1257. y crarr
  16. Michelle B. Stockton et al., “Asociaciones de la autopercepción y la imagen corporal con el índice de masa corporal entre niñas afroamericanas de 8 a 10 años”, Journal of Pediatric Psychology 34, no. 10 (2009): 1144. y crarr
  17. Dorcas D. Bowles, “Identidad birracial: niños nacidos de parejas afroamericanas y blancas”, Clinical Social Work Journal 21, no. 4 (1993): 418–22. & crarr
  18. Owen Hargie, Interacción interpersonal calificada: investigación, teoría y práctica (Londres: Routledge, 2011), 105. & crarr
  19. Deborah L. Best y Jennifer J. Thomas, “Diversidad cultural y perspectivas transculturales”, en The Psychology of Gender, 2ª ed., Eds. Alice H. Eagly, Anne E. Beall y Robert J. Sternberg (Nueva York, NY: Guilford Press, 2004), 296–327. & crarr
  20. Gordon L. Patzer, Looks: Why They Matter More than You Ever Imagined (New York, NY: AMACOM, 2008), 147. &crarr
  21. Gordon L. Patzer, Looks: Why They Matter More than You Ever Imagined (New York, NY: AMACOM, 2008), 147–48. &crarr
  22. Shari L. Dworkin and Faye Linda Wachs, Body Panic (New York, NY: New York University Press, 2009), 2. &crarr
  23. Lauren J. Human et al., “Your Best Self Helps Reveal Your True Self: Positive Self-Presentation Leads to More Accurate Personality Impressions,” Social Psychological and Personality Sciences 3, no. 1 (2012): 23. &crarr
  24. Lauren Webber and Melissa Korn, “Yahoo’s CEO among Many Notable Resume Flaps,” Wall Street Journal Blogs, May 7, 2012. &crarr
  25. Lauren J. Human et al., “Your Best Self Helps Reveal Your True Self: Positive Self-Presentation Leads to More Accurate Personality Impressions,” Social Psychological and Personality Sciences 3, no. 1 (2012): 27. &crarr
  26. John J. Sosik, Bruce J. Avolio, and Dong I. Jung, “Beneath the Mask: Examining the Relationship of Self-Presentation Attributes and Impression Management to Charismatic Leadership,” The Leadership Quarterly 13 (2002): 217. &crarr
  27. “Style Me Hired,” accessed June 6, 2012. &crarr
  28. John J. Sosik, Bruce J. Avolio, and Dong I. Jung, “Beneath the Mask: Examining the Relationship of Self-Presentation Attributes and Impression Management to Charismatic Leadership,” The Leadership Quarterly 13 (2002): 217. &crarr
  29. Owen Hargie, Skilled Interpersonal Interaction: Research, Theory, and Practice (London: Routledge, 2011), 99–100. &crarr
  30. John J. Sosik, Bruce J. Avolio, and Dong I. Jung, “Beneath the Mask: Examining the Relationship of Self-Presentation Attributes and Impression Management to Charismatic Leadership,” The Leadership Quarterly 13 (2002): 236. &crarr
  31. Junghyun Kim and Jong-Eun Roselyn Lee, “The Facebook Paths to Happiness: Effects of the Number of Facebook Friends and Self-Presentation on Subjective Well-Being,” Cyberpsychology, Behavior, and Social Networking 14, no. 6 (2011): 360. &crarr
  32. Junghyun Kim and Jong-Eun Roselyn Lee, “The Facebook Paths to Happiness: Effects of the Number of Facebook Friends and Self-Presentation on Subjective Well-Being,” Cyberpsychology, Behavior, and Social Networking 14, no. 6 (2011): 360. &crarr
  33. Natalie DiBlasio, “Demand for Photo-Erasing iPhone App Heats up Sexting Debate,” USA Today, May 7, 2012, accessed June 6, 2012. &crarr

The judgments and evaluations we make about our self-concept.

A concept that explains that we see ourselves reflected in other people’s reactions to us and then form our self-concept based on how we believe other people see us.

Theory that explains how we describe and evaluate ourselves in terms of how we compare to other people.

The judgments and evaluations we make about our self-concept.

The judgments people make about their ability to perform a task within a specific context.

Theory that explains that people have beliefs about and expectations for their actual and potential selves that do not always match up with what they actually experience.

Self that consists of the attributes that you or someone else believes you actually possess.

Self that consists of the attributes that you or someone else would like you to possess.

Self that consists of the attributes you or someone else believes you should possess.

Self-presentation bias that refers to our tendency to emphasize our desirable qualities.

The process of strategically concealing or revealing personal information in order to influence others’ perceptions.

Strategically exhibiting behaviors that present a person as a role model and make a person more likable and attractive.

Strategically exhibiting behaviors that present a person as highly skilled, willing to challenge others, and someone not to be messed with.


Critical thinking often involves creativity and innovation. You might need to spot patterns in the information you are looking at or come up with a solution that no one else has thought of before. All of this involves a creative eye that can take a different approach from all other approaches.

  • Flexibilidad
  • Conceptualization
  • Curiosidad
  • Imaginación
  • Drawing Connections
  • Inferring
  • Predicting
  • Synthesizing
  • Visión

2.3 Programmed and Nonprogrammed Decisions

Because managers have limited time and must use that time wisely to be effective, it is important for them to distinguish between decisions that can have structure and routine applied to them (called programmed decisions) and decisions that are novel and require thought and attention (nonprogrammed decisions).

Programmed Decisions

Programmed decisions are those that are repeated over time and for which an existing set of rules can be developed to guide the process. These decisions might simple, or they could be fairly complex, but the criteria that go into making the decision are all known or can at least be estimated with a reasonable degree of accuracy. For example, deciding how many raw materials to order should be a programmed decision based on anticipated production, existing stock, and anticipated length of time for the delivery of the final product. As another example, consider a retail store manager developing the weekly work schedule for part-time employees. The manager must consider how busy the store is likely to be, taking into account seasonal fluctuations in business. Then, she must consider the availability of the workers by taking into account requests for vacation and for other obligations that employees might have (such as school). Establishing the schedule might be complex, but it is still a programmed decision: it is made on a regular basis based on well-understood criteria, so structure can be applied to the process. For programmed decisions, managers often develop heuristics , or mental shortcuts, to help reach a decision. For example, the retail store manager may not know how busy the store will be the week of a big sale, but might routinely increase staff by 30% every time there is a big sale (because this has been fairly effective in the past). Heuristics are efficient—they save time for the decision maker by generating an adequate solution quickly. Heuristics don’t necessarily yield the optimal solution—deeper cognitive processing may be required for that. However, they generally yield a good solution. Heuristics are often used for programmed decisions, because experience in making the decision over and over helps the decision maker know what to expect and how to react. Programmed decision-making can also be taught fairly easily to another person. The rules and criteria, and how they relate to outcomes, can be clearly laid out so that a good decision can be reached by the new decision maker. Programmed decisions are also sometimes referred to as routine o low-involvement decisions because they don’t require in-depth mental processing to reach a decision. High- and low-involvement decisions are illustrated in Exhibit 2.3.

Nonprogrammed Decisions

In contrast, nonprogrammed decisions are novel, unstructured decisions that are generally based on criteria that are not well-defined. With nonprogrammed decisions, information is more likely to be ambiguous or incomplete, and the decision maker may need to exercise some thoughtful judgment and creative thinking to reach a good solution. These are also sometimes referred to as nonroutine decisions or as high-involvement decisions because they require greater involvement and thought on the part of the decision maker. For example, consider a manager trying to decide whether or not to adopt a new technology. There will always be unknowns in situations of this nature. Will the new technology really be better than the existing technology? Will it become widely accepted over time, or will some other technology become the standard? The best the manager can do in this situation is to gather as much relevant information as possible and make an educated guess as to whether the new technology will be worthwhile. Clearly, nonprogrammed decisions present the greater challenge.

The Decision-Making Process

While decisions makers can use mental shortcuts with programmed decisions, they should use a systematic process with nonprogrammed decisions. The decision-making process is illustrated in Exhibit 2.4 and can be broken down into a series of six steps, as follows:

  1. Recognize that a decision needs to be made.
  2. Generate multiple alternatives.
  3. Analyze the alternatives.
  4. Select an alternative.
  5. Implement the selected alternative.
  6. Evaluate its effectiveness.

While these steps may seem straightforward, individuals often skip steps or spend too little time on some steps. In fact, sometimes people will refuse to acknowledge a problem (Step 1) because they aren’t sure how to address it. We’ll discuss the steps more later in the chapter, when we review ways to improve the quality of decision-making.

You may notice similarities between the two systems of decision-making in our brains and the two types of decisions (programmed and nonprogrammed). Nonprogrammed decisions will generally need to be processed via the reflective system in our brains in order for us to reach a good decision. But with programmed decisions, heuristics can allow decision makers to switch to the quick, reactive system and then move along quickly to other issues.


What Might This Analysis Mean?

The findings from the overall analysis suggest that within the general population, some segment of people naturally practice and prefer systems thinking as a way for them to better understand complex issues. This tendency is not necessarily related to someone’s capability of applying a given systems thinking practice or its frequency of use. Given the generally high percentages of strong/moderate preference for all of the practices, we may be able to generalize to say that if someone prefers to practice one aspect of systems thinking, he or she will also likely prefer several, if not all aspects of systems thinking. While this conclusion fits with our observation that some people tend to use more systemic thinking than others, the variance in the findings suggests that some practices remain less used overall: in particular, being comfortable with ambiguity (#6) and being cautious of a win/lose attitude (#14). Indeed, it may be possible that these and similar practices are actually discouraged in classrooms and the workplace in favor of other Western ideals such as knowing the “right answer, right away” and competing to win.

This systems thinking/MBTI analysis offers one explanation for the varied levels of appreciation and use of systems thinking in the workplace. It also suggests an approach of focusing on one or more specific practices to encourage the spread of this approach.


What kind of thinker am I? Linear vs. Non-linear thinking

Wondering why communication is so hard? Or how two, intelligent, educated people can come to such different conclusions on any given topic? I suggest it’s because we don’t all use the same processes to think. Dive in and comment below – there’s a great debate and we want your opinion!

I was tasked at work to blog on the difference between Linear Thinking and Non-Linear Thinking, and how it relates to business. Not being an expert in the subject (but not feeling limited in expressing my opinion either) I dove in. Please feel free to comment – I love hearing your opinion.

Logic and Creativity

Some of us pride ourselves on being logical. We think through ideas with the efficiency of a well-oiled machine. We enjoy structured thought and evidence-based conclusions. I’m sure you know the type – we plan out every step of a process, follow the Gantt chart to the “t”, and ensure results within schedules and deadlines.

Others of us pride ourselves on being creative. We rejoice in the big ideas, in the new discoveries, and in the satisfaction of creation. We are always coming up with new ways to solve problems, love the questions “what if?” and don’t mind jumping ahead in a conversation to tell you what we just thought of.

Or perhaps you find yourself some mixture of the two (if I had to bet, I’d guess this is the likely scenario).

I suggest that these two characteristics of humans (logic and creativity) are often correlated with two different, but not disconnected types of thought processes: Linear thinking and non-Linear thinking. Rather than argue that one is more important or practical than the other, I suggest that both linear and non-linear thought processes are integral to success in business and, on the grander scale, life.

The Linear Nature of Logic

[Linear thinking is] a process of thought following known cycles or step-by-step progression where a response to a step must be elicited before another step is taken.

Linear means “like a line”, and so a linear process moves forward in a line. If a = b, and b = c, then a = c. The application of linear thinking can be found in the well known Socratic Method:

a form of inquiry and debate between individuals with opposing viewpoints based on asking and answering questions to stimulate rational thinking and to illuminate ideas

Jan Helfeld (pronounced Iain), a rather infamous libertarian reporter, provides an amusing (or infuriating – depending on who’s side you’re on) application of the Socratic method to our political representatives. It’s all very logical, and for those who don’t build their policies or opinions on logic, it’s a game that raises tempers with captivating efficiency. After watching, I tend to wonder if alguna of our policy makers think through their political conclusions logically. Logic seems lost from our world, like an ancient language that’s spoken only by tribes of some distant jungle.

More important to this blog’s argument however, is that Jan’s use of the Socratic method is also extremely linear, and evidence that Jan thinks in a linear fashion (or at least enjoys doing so). As much as the person in the hot seat wants to jump around and evade, Jan forces them to answer one question before they move on to the next. The videos remind me of walking a puppy – when they want to walk every direction but the one you’re traveling. You rein them in every time before moving forward.

Though you may doubt it after watching Jan Helfeld’s videos, much of our world is indeed structured upon the concept of logic (very basic logic at least). We learn math, deductive reasoning, and tend to apply these logical processes to our everyday life. Our drive to do so comes from our inherent need, as cognitive humans, to categorize our experiences in our minds and make projections about what the outcome of an action will be. We compare our expectations with our experience, weigh the similarity, and adjust our thought processes as needed.

Linear thinkers are very much the same they start at step one and usually do a good and efficient job of completing the task before moving on to step two. They are driven, focused, and don’t easily get off topic. Does this sound like you? Quizás. Or maybe it sounds like the person in the office you have a tough time working with?

The Dangers of Logic

There’s a danger in relying too heavily on logic. The danger is in the determination of the starting point. Once a starting point is chosen, there are a limited number of logical conclusions to any given problem. For example, imagine a store owner who believes that he must raise his revenues to increase his profits. He tries multiple methods including advertising, increasing inventory, and product bundling to bring in more customers and increase sales. But he forgot that he could also reduce his costs to increase profits, and in doing so missed what might have been much less expensive, less demanding options.

This example is simplistic, but it underscores the point that for any logical process, there must be a decided-upon truth as a starting point. And the beauty of logic, is that it allows us to reach an answer from a given starting point. It’s easy, however, to rely upon starting points simply because they’re what we’ve used all our lives – starting points that either may be false, or that limit us from finding a much better answer. In fact, I’ve written another article all about the problems in our political systems stemming from mismatched starting points. You can read it here.

Non-Linear Thinking

Non-linear thinking, a relatively new term, is vague enough (perhaps naturally so) that a simple google search will yield more beatings-around-the-bushes than formal definitions for the phrase. I think of it as follows:

Non-Linear Thinking is human thought characterized by expansion in multiple directions, rather than in one direction, and based on the concept that there are multiple starting points from which one can apply logic to a problem.

Non-linear thinking is less constrictive – letting the creative side of you run rampant because of its inherent lack of structure. It’s kind of like letting a puppy run wild on a walk up a mountain – anything of interest will be thoroughly investigated (and perhaps peed on) before jumping to the next, possibly non-related subject! It’s very much like brainstorming – allowing thought to flow, unhindered, in attempts to arrive upon something special in the process.

Non-linear thought increases possible outcomes by not being so certain about the starting point for any logic process. Non-linear thinkers tend to jump forward, and from side to side through the steps of a project, in an effort to see the big picture and tackle those areas where they have the most interest. Where non-linear thinking falters is in finally carrying out the required action, because as a thought process it often encourages a user to agonize incessantly over where to start (that agreed upon truth, from which logic can be applied and action can be taken).

A new form of digital presentation created by the folks at Prezi.com is a great example of non-linear y linear thinking in action. ¿Por qué? Because rather than a linear slide show, it’s ultimately a picture, into which you can zoom in and out, infinitely. It allows you to present a product, concept, or argument in a logically by moving from location to location what is essentially group of images, but at any point you can zoom out and suddenly, “See the big picture” takes on a whole new meaning – Check it out!

Is Non-Linear Thinking the same as Fragmented Thinking or Disordered Thinking?

Is non-linear thinking the same as fragmented thinking? The truth is, I’m not sure. Medically speaking, fragmented and disordered thinking seem types of thought processes that are similar to “non-linear thinking” but more extreme in their severity. Fragmented thinkers, or disordered thinkers suffer from inability to string thoughts together such that they have a hard time forming sentences. I’m sure we’ve all experienced times in which our thoughts were difficult to control, or when we couldn’t seem to come to conclusions about a given topic. That said, fragmented thinkers may experience this as the norm in their lives.

In Conclusion

Again, as in my introduction, I stress the importance of both processes. And what I mean by this is maybe it’s important to have both types of thinkers on a team. Or perhaps its fine to experience both types of thinking in your own mind, and to understand how and why both thought processes can be useful. Not that I’m so certain one can force themselves to think a certain way. However, we can put ourselves in positions that encourage certain types of thought.

Need to get something done, a task for which you know the starting point and the desired outcome? It may be worth your while to place yourself in an environment with few distractions and keep yourself on target.

That said, many business leaders take intentional breaks to go on walks and to “tend their gardens” mentally, allowing their minds to wander and think and perhaps stumble upon ideas and answers they hadn’t previously considered.

When it comes to the teams of people you work with, remember that for any given problem, you need those naturally creative types to work in sync with those who can hold their noses to the grindstone. Use non-linear thought processes (and those who are naturally good at acting this way) to reexamine starting points and increase the possibility of finding the best option, and use linear thinkers and their efficient logic-based reasoning, once a starting point has been established, to get the job done in a timely manner.

Whatever mixture of these two processes you prefer, take responsibility for your choices and learn from your mistakes, and I’ll bet on your success.

PS – What is linear thinking? What is non-linear thinking? Want to take a shot at your own definition (like I did)? I’d love your feedback! Comment below!

UPDATE: I’m now a full-time recording artist out of Nashville, TN (Cecil Charles). I’m supporting myself (and releasing one, studio quality song per month for 2019 and, well, as far into the future as I can see), by generous listeners and readers like you.

It’s melodic pop, full and rich and filled with harmonies and layers of sound. Sometimes folky, sometimes funky, and I think you might enjoy. Listen below!

Then check out my Patreon page – a simple $5 pledge gets you free downloads of each monthly song, as well as exclusive content (song ideas I’m working on, updates on shows, news from traveling, and more). It allows me to take you along on this journey I’m on, as a full-time recording artist and essayist. Every little bit helps, so thank you in advance for your consideration!


Ver el vídeo: PROCESOS DEL PENSAR Y FORMAS DEL PENSAMIENTO (Septiembre 2021).